SEGURIDAD

Feminicida se oculta en el monte en Chuquisaca; rescataron a su hijo


El menor fue encontrado en la comunidad Duraznitos, de donde es oriunda la pareja, y fue entregado temporalmente a la madre de la víctima. La hermana del autor del hecho fue arrestada por encubrirlo.

El menor fue entregado a su abuela materna por la dirección de Género de La Guardia

04/11/2017

En la comunidad Duraznitos, del departamento de Chuquisaca, la Policía encontró al niño de cuatro años a quien Carmelo García Herrera, su padre, se llevó consigo  luego cometer el feminicidio contra Janeth Herrera Méndez, su pareja y madre del niño. El hecho sucedió el pasado 30 de octubre en una granja de pollos en la comunidad Pedro Lorenzo del municipio de La Guardia, cuando el hombre usó un cable para estrangular a su mujer motivado por los celos. 

Luz Maira Elio, directora de Género del municipio guardieño, señaló que el niño estaba en buen estado de salud, que se le habían realizado entrevistas sicológicas y que temporalmente iba a ser entregado a los familiares de la víctima. Su abuela, Teodora Méndez, indicó que se harían cargo de la crianza del menor como lo están haciendo de la otra hija de la pareja, una niña de ocho años. 

El hallazgo en Duraznitos
Las indagaciones realizadas por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Guardia, a la cabeza del capitán Saúl Salazar, llevaron a los investigadores hasta Duraznitos, comunidad de donde es oriunda la pareja. 

Allí se encontró, en casa de la hermana de Carmelo García, al niño y, entre otros objetos, el teléfono celular de la víctima. “Se pudo determinar que el fugitivo está escondido en el monte y que se comunicaba con su hermana para decirle dónde podía llevarle comida”, explicó Salazar. 
Para la Policía, la mujer no tenía conocimiento del crimen cometido por su hermano. En una comunidad aledaña intentaron lincharla por encubrir al fugitivo, dijo Medina, además de que García había convencido a los pobladores de Duraznitos que no tenía nada que ver en el crimen. 

Reina Herrera, hermana de la víctima, dijo que su cuñado pretendía vender los terrenos que tenía con su pareja en Duraznitos y que su familia y algunas autoridades de allí, lo protegen.



En esta nota