SANTA CRUZ

Familias de dos distritos cruceños aún sufren efectos de la lluvia


Barrios del distrito 8 y 10, que seguían ayer anegados debido a la lluvia del domingo, fueron asistidos por las brigadas del DEM. La ayuda consiste en bombear el agua

Asunta Cesarí lloró al ver cómo el agua dañó sus cosas. Ella y sus niños tuvieron que salir con la ropa del cuerpo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/01/2018

Con el agua a la cintura, Asunta Cesarí sacó valor para ingresar ayer a su casa, en el barrio California. Lloró al ver sus camas, ropa y otras pertenencias en medio del lodo, que quedó estancado en todo el vecindario, uno de los más azotados por  la torrencial lluvia del domingo. Ese y otros barrios del distrito 8, así como del distrito 10, continuaban ayer recibiendo el auxilio de parte de personal del Departamento de Emergencia Municipal (DEM), pues el nivel del agua no había bajado.

“Pedimos ayuda, lo he perdido todo. A mis pobres hijos los he sacado en semejante lluvia. No tengo camas, cocina ni tele, todo ha quedado bajo el agua. Hemos podido morir ahogados porque la corriente cubrió todo. Ahora mis niños, que son varios, no tienen nada”. Así, cuenta Cesarí el drama que está viviendo, pues la lluvia los obligó a salir solo con la ropa del cuerpo. La mujer relata que el agua llegó hasta el ras del techo de su casa, obligándolos a pasar la noche en la casa de un vecino. Cesarí estaba sola con sus hijos y nietos, todos chicos, cuando 
los embates del clima la hicieron huir de su hogar. 

“A mi casa entró el agua, pero ya bajó un poco”, dice Alejandro Calderón, otro vecino, quien asegura que es la segunda vez que ocurre algo así en su barrio, pues la lluvia del 2 de enero también los afectó. 



Otros residentes se encontraban recuperando sus objetos personales para ponerlos a secar. “Ayer (por el domingo) nos cansamos de llamar y nada que llegaban las brigadas de emergencia. Más bien que hoy vinieron”, dijo Nela Heredia, que también perdió sus pertenencias. 

En el otro extremo de la ciudad, en el D-10, los vecinos de Valle Hermoso y  Los Vallecitos, donde también el agua no había bajado, los vecinos protestaban contra la Alcaldía porque no concluyeron el canal de drenaje, cuyas aguas ahora les afecta.

Otra de las zonas que también clamaba por ayuda era Brecha 3, ubicada al final del Palmar del Oratorio, donde unas 100 viviendas se vieron afectadas, además de plantaciones de maní, maíz y soya, y pastizales para el ganado. 

Asistencia

El responsable de DEM, Roxney Borda, informó de que ayer las brigadas estuvieron desaguando viviendas en los barrios California, Valle Hermoso, Los Vallecitos y la zona del octavo anillo y avenida Cumabi. 

Dijo que se prestó la ayuda necesaria, con motobombas para sacar el agua estancada. Asimismo, informó de que se está coordinando con otras reparticiones municipales la apertura de canales o cunetas, como medida provisional mientras  avanza el plan maestro de drenaje de la ciudad. Este plan contempla la construcción y continuidad de canales emisarios en los cuatro puntos cardinales de la ciudad, que llevarán las aguas de la urbe hasta los principales ríos. 





 




En esta nota
DEM