SAMTA CRUZ

Exhuman un cadáver en una comunidad y su amigo confiesa el crimen


El autor, que está aprehendido, dice que fue un accidente cuando fueron a cazar. Fue enterrado sin dar parte a las autoridades

Este es el cementerio provisional de la comunidad María Auxiliadora donde el forense y la Policía realizaron la exhumación del agricultor
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/01/2018

Sebastián Aguilar, un agricultor de 62 años que trabajaba en la cría de peces en una propiedad en la comunidad María Auxiliadora, a 70 kilómetros de Yapacaní, fue victimado por su compañero de trabajo con un disparo de escopeta en el pecho. El autor del hecho, Einar O.J. (29), indicó que Aguilar se había disparado él mismo por accidente y junto con otras personas de la zona, decidieron enterrarlo sin dar parte a las autoridades. Sin embargo, la trascendencia del hecho hizo que el dato llegara a la Policía que el lunes aprehendió a Einar y ayer procedió a la exhumación del cadáver. 


Mientras Einar asegura que disparó contra Sebastián Aguilar por accidente, Rubén Barrientos, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) del Norte Integrado, señaló que el hecho de que el autor tratara de desviar la investigación señalando que Aguilar se disparó a sí mismo y que decidiera enterrarlo sin dar parte a las autoridades para una investigación, fueron elementos que hacían presumir un crimen. 
Esta situación tomó más peso con la confesión de Einar, quien manifestó que fue un accidente cuando ambos habían salido de cacería la noche del viernes y que estaba arrepentido. 


Jorge Lora, comandante de la Policía de Yapacaní, indicó que en la exhumación se logró establecer que el disparo se hizo con un rifle calibre 22 y que ambas personas estaban consumiendo bebidas alcohólicas cuando sucedió el hecho. 


Luego de la necropsia realizada por el forense Hugo Cuéllar, el cuerpo se volvió a enterrar en un terreno donde está asentado un cementerio provisional de la comunidad. 



 




En esta nota