santa cruz

En las rutas hay más cruces que señales viales


La Policía Caminera reconoce que en las carreteras faltan más señalizaciones y luminarias. La ABC tiene un presupuesto insuficiente para mantener las rutas en condiciones aceptables

las señales de la tragedia en el recorrido por cuatro vías el deber contó más de 50 cruces Aquí murieron en octubre de 2011 Domingo, Meliza, Jéssica y Jorge Subirana en la ruta a Cotoca
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/04/2016

Las rutas que unen la capital cruceña con La Guardia, Warnes, Cotoca y Abapó tienen pocas señales viales y más cruces que recuerdan a personas fallecidas en accidentes carreteros. Las más de medio centenar de cruces que están en los pequeños sepulcros colocados a los costados de las vías son parte del paisaje urbano para los viajeros.

Allí las desteñidas flores de plásticos amarradas en alambres son advertencias, para quienes lo quieran ver, del peligro que significa conducir con imprudencia, exceso de velocidad y no respetar las normas básicas de tránsito.

“Por aquí todos los conductores corren, nadie hace caso de nada. Además, algunos paran a comprar cerveza y seguir su viaje. Aprovechan que no hay control”, dijo Clementina Claros, una vendedora de galletas que hace más de tres años ve pasar vehículos en el retén de la ruta hacia Warnes, donde en poco más de 13 kilómetros hay más de 30 cruces con los nombres de los que perdieron la vida en algún accidente.

“La verdad es que los conductores somos imprudentes, pero también hay problemas por la escasa señalización”, reconoció Ramiro Coca, un comerciante que a diario viaja a La Guardia en su vagoneta y que reclamó por los baches, que si bien no son el común denominador de las vías, al menos en estos tramos siguen siendo un tema de queja permanente.

El jefe de la Policía Caminera, coronel Antonio Mercado, admite que en la mayoría de las vías que hay en el departamento faltan señalizadores.
Lo señalado por el coronel Mercado se pudo comprobar en los cuatro recorridos hechos por EL DEBER, ya que a excepción de las carreteras a Cotoca y a La Guardia, para ir a Warnes o iniciar el viaje a Camiri los conductores deben imaginarse cuándo y dónde acelerar, cómo y en qué zona se puede adelantar a un vehículo, ya que no hay señales que alerten de esto ni de los peligros existentes. Los pocos letreros que hay están dañados.

Alberto Pérez, dirigente de los transportistas, aseguró que están cansados de reclamar por la mala señalización y agregó que incluso identificaron las zonas con más problemas. Según él, aún no recibieron una respuesta de los parlamentarios ni de las autoridades a sus reclamos.

Lo peor, la iluminación
A la ausencia de señalética se suma la falta de iluminación. En muchos tramos de la vía que une la capital cruceña con Warnes, por ejemplo, se viaja en total oscuridad, pues no hay luminarias o están quemadas. Lo mismo ocurre cuando se viaja hacia Puerto Paila. En algunos tramos se debe viajar en penumbras.

La oscuridad es total también al iniciar el viaje hacia Camiri y en otros tramos de esta ruta. Precisamente en esta carretera, a fines de marzo, se registró un accidente vehicular, que ocasionó la muerte de tres mujeres. El conductor, un menor de edad, sin licencia de conducir, fue el causante de la desgracia.

Según datos extraoficiales, solo en el mes de marzo murieron más de 10 personas en accidentes en las rutas



 




En esta nota