EL DEBER

En el Plan, los bloqueos se alternan con la actividad comercial


Algunos vecinos están a favor del paro e incluso bloquean algunas zonas de la populosa ciudadela. También hay un grupo de juventudes del MAS que se oponen a esta medida 

Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/01/2018

Resulta difícil llegar al corazón del Plan Tres Mil en vehículo. Nuestro equipo de prensa surcó las calles y negoció con los bloqueadores en las rutas principales de acceso para penetrar hasta la rotonda, el símbolo de esta populosa zona.

"Democracia si, dictadura, no" , gritaba Silvia Zambrana, junto con otros vecinos de los barrios María Auxiliadora y Olender, por la radial 10 y quinto anillo.

En el cruce de la avenida Paurito y la avenida que conduce a la rotonda, el bloqueo era masivo y la multitud no dejaba pasar a nadie, ni siquiera en motocicleta. Unas 10 cuadras de este cierre de la vía, las cosas son diferentes, pues el movimiento en la rotonda intenta ser normal, con muchos negocios abiertos incluyendo el mercado, donde la gente compra sus cosas y muchos se transportan en minibuses.

En el obelisco, un grupo de personas con banderas bolivianas y una bandera cruceña, se declara contraria al movimiento cívico cruceño que lidera el paro. "El Comité no nos representa", repetían en el estribillo.

Era Reinaldo Ezequiel, representante de las juventudes masistas que criticó el paro y denunció borracheras de parte de los bloqueadores. Indicó que el Plan no acató el paro, sin embargo, los bloqueos en la zona son evidentes.



 




En esta nota