SANTA CRUZ

En Santa Cruz, el No se festejó con dispersión


Unas 12.000 personas asistieron a los actos del Cristo, el centro y un coliseo

El día del ciudadano, en la plaza 24 de Septiembre, fue el acto con mayor presencia de gente. Unas 8.000 personas se dieron cita en el centro. Foto: Jorge Gutiérrez
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/02/2017

La dispersión reinó en el festejo del No en Santa Cruz de la Sierra. Tres actos en simultáneo reunieron unas 12.000 personas que reclamaron respeto al voto emitido un año antes. Hubo discursos que llamaban al respeto del voto (coliseo de la Ingavi), de no temer al Gobierno (El Cristo) y de empoderamiento ciudadano (plaza 24 de Septiembre). Todo se desarrolló en un clima de tranquilidad y lo más agresivo que se vio fue la quema de una bandera del MAS en El Cristo y un ‘espontáneo’ que se coló en el acto de la plaza para lanzar un discurso agresivo, regionalista y homófobo que no era compartido por los organizadores del evento.

Dijo: “En Santa Cruz no hay maricones” y eso hizo que los activistas gay que estaban en la plaza se sientan ofendidos. Su participación fue festejada por los adolescentes, pero no así por las familias que había.

Ingavi
Defender los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, es el reto que lanzó anoche el docente Álvaro Puente, activista de la plataforma ciudadana Bolivia dijo no a los vecinos que asistieron al acto que se realizó ayer en el coliseo Gilberto Pareja.
Puente fue claro. Convocó a los electores a asumir la defensa del 51% que obtuvo el No frente a 49% que logró el Si, dijo que “aunque lo pinten de lobo feroz o de Caperucita roja”, la voz del pueblo, depositada en las urnas hace un año, de manera automática redactó una ley de cumplimiento obligatorio y pasa por el respeto al mandato de la Constitución. 


Los discursos de Yadive Ascimani, dirigente juvenil, el docente Álvaro Puente y el exconcejal cruceño Carlos Manuel Saavedra, fueron los tres únicos en el evento del Coliseo, al que asistió el gobernador Rubén Costas, además de dirigentes vecinales y funcionarios públicos de la Gobernación de Santa Cruz. Al menos tres empleados de esa entidad afirmaron que fueron obligados a asistir a ese evento. 


El exconcejal Saavedra dio cifras, afirmó que siete de cada diez cruceños rechazaron la propuesta de reforma del artículo 168 que planteó el MAS en procura de habilitar para otro mandato presidencial a Evo Morales.

Plaza
El de la 24 de Septiembre fue el acto de mayor convocatoria. Unas 8.000 personas coparon tres cuartas partes de la plaza. Se vio un ambiente familiar donde el blanco dominó en la vestimenta y se respiraba un ambiente apartidista. Los pocos políticos que se asomaron se sintieron fuera de terreno. 


Algunos de los asistentes esperaban un manifiesto que machaque sobre la idea de que hace un año ganó el No, pero el mensaje común acordado por las 10 plataformas organizadoras fue leído por una mujer joven, con el rostro pintado no por miedo, sino para evitar protagonismo. En la primera parte hubo un audio que recordaba insultos y discursos de Percy Fernández (“Admita que es burro y rebuzne”), Rubén Costas (Ahora sí despertó el león), Evo Morales (“Aunque sea ilegal, le meto nomás”) y García Linera (“Hemos llegado al Gobierno para quedarnos 500 años”), con el fin de rechazar toda forma de caudillismo y llamar al ciudadano a fiscalizar al poder en todos los niveles del Estado, a exigir salud, educación y desarrollo humano en lugar de un falso progreso vestido de cemento. 
Al no haber un discurso agresivo y caudillista, hubo gente que salió con sabor a poco.

En El Cristo
Otra ola de cruceños acudió hasta el Cristo Redentor para decirle al Gobierno que el No del referéndum del 21 de febrero de 2016, se respeta. El cabildo, denominado de festejo por el 21F, fue convocado por las Plataformas Unidas de Bolivia, compuesta por 21 organizaciones ciudadanas que armaron una tarima en el segundo anillo y desde las 18:00 iniciaron el festejo por el No.  Antes de que cayera la noche un grupo de ciudadanos se sentó en las sillas de plástico que habilitaron cerca de la tarima y cuando empezaron los discursos había gente parada que bailaba, cantaba y gritaba estribillos como: “Mi voto se respeta, Bolivia dijo No. 


Después de la participación de una banda musical y del ballet Paso a Paso, el maestro de ceremonia cedió la palabra al Hombre No. Se trataba de una persona vestida de blanco y con la cara cubierta. Después de emitir un discurso efusivo dijo que se llama Vladimir Machicado y que sus palabras no las iba a ocultar a través de una cara encubierta. Se descubrió el rostro y la gente le aplaudió como a un héroe. “No le tengo miedo a este tirano”, dijo en repetidas veces y le llovían los aplausos.


 Después hicieron uso de la palabra varios miembros de Plataformas Unidas: Jairo Gutiérrez dijo que si con el No el sol se oculta y la luna no sale, prefiere vivir en la oscuridad de la democracia que en la luz de la tiranía.


Yamil Mita, Laura Castellón y Cristian Tejada, entre otros oradores, coincidieron en que el cabildo exige al Gobierno y al Tribunal Supremo Electoral que se respete el resultado del referéndum del año pasado 



 




Notas Relacionadas



En esta nota