En La Ramada hay ocho paradas del transporte interprovincial


Hay líneas de trufis y vagonetas que prestan servicio al sur, norte y oeste de Santa Cruz. La dirigencia de ese sector no está de acuerdo en cambiar de lugar sus paradas. La Alcaldía dice que deberán salir de la zona

Las calles de la zona del mercado La Ramada son usadas como paradas por varias líneas (Foto: Hernán Virgo)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/07/2018

Al menos ocho líneas de trufis y minibuses del transporte interprovincial tienen sus oficinas, paradas y parqueos en la zona del antiguo mercado La Ramada. Allí, a diario, llegan y salen pasajeros hacia el sur, este y norte del departamento de Santa Cruz, y sus dirigentes aseguran que están en esos sitios desde hace más de ocho años, por lo que no están de acuerdo en ser reubicados, como pretende hacerlo la Alcaldía.

Según autoridades de la Secretaría de Movilidad Urbana del gobierno municipal capitalino, con el plan de ordenamiento del tráfico, el número de líneas del servicio de transporte interprovincial que circulará por la avenida Grigotá será reducido en 50% y las paradas reubicadas. 

Por la Grigotá, zona de La Ramada, antes circulaban  318 micros del transporte interprovincial.

Algunos dirigentes y conductores de estas líneas, consultados por EL DEBER, indicaron no haber sido notificados por la Alcaldía, pese a que el miércoles la directora de Transporte de la comuna, Lucy López, dijo que el ordenamiento del tráfico vehicular en la zona incluye retirar las paradas de estas líneas, por lo que serán notificadas para que abandonen el lugar.

Según el dirigente de la Federación Departamental de Cooperativas de Transporte de Santa Cruz (Fedectrans), Ronald García, desde hace dos semanas los operadores de servicio interprovincial que tienen paradas en la zona de La Ramada han sido notificados para que salgan del lugar, pero los asociados decidieron no acatar la norma porque existe un acuerdo con las autoridades municipales para no salir de allí hasta que se les  garantice un lugar seguro.

El recorrido 
En un recorrido que hizo el diario EL DEBER se observó que a escasos metros del surtidor de gas La Ramada, ubicado entre el segundo anillo y la avenida Isabel la Católica, están las oficinas y paradas de los trufis de la Cooperativa Andrés Ibáñez y de la Asociación de Transporte 14 de Marzo. La primera ofrece transporte hasta Charagua y la otra, hasta Lagunillas. 

Se vio al menos a cuatro trufis estacionados en las aceras de la Isabel  la Católica y una unidad en el pequeño parqueo que está fuera de las oficinas donde abordan los pasajeros que viajan, ya sea a Charagua o Lagunillas. Según el vicepresidente de la Cooperativa de Transporte 24 de Septiembre, Mario Barrios, tienen el aval de las autoridades municipales para operar en esa zona y asegura que alquilan parqueos privados para estacionar las demás unidades, a fin de no obstruir el paso de los vehículos que circulan por el lugar. 

“La Alcaldía nos autorizó que instalemos nuestras oficinas en esta zona, antes estábamos a un costado del surtidor”, dijo Barrios y negó que su gremio fuera notificado para retirar sus paradas. La Cooperativa 24 de Septiembre tiene más de 80 unidades que dan servicio interprovincial; el precio del pasaje a Camiri es de Bs 50. 

En la calle La Guardia también hay paradas y oficinas del servicio interprovincial. Ahí está la Asociación 24 de Septiembre. También hay una segunda oficina de la Cooperativa Andrés Ibáñez. Ambas líneas prestan servicio a Camiri. Las paradas de esas líneas están en un ambiente cerrado, pues comparten el espacio con sus oficinas respectivas donde venden pasajes y reciben y envían encomiendas.  
Carmen Flores, pasajera que cada semana llega para hacer sus compras y así surtir su tienda en la zona de Gutiérrez, opina que si se traslada la parada le significará un presupuesto extra, pues deberá pagar un taxi para llevar su mercadería hasta la nueva parada de trufi.

En la calle Amboró, casi La Guardia, están las paradas de las asociaciones de transporte 14 de Marzo y  Cruz del Sur; ambas llevan pasajeros a la localidad de Mora. Los motorizados de la 14 de Marzo tienen dos parqueos, uno situado al fondo de las oficinas y otro a pocos metros de ese lugar. Por el uso del garaje alquilado, cada vehículo paga Bs 20 por día.

El miércoles, a ambos lados de la calle Amboró había trufis estacionados a la espera de pasajeros. Según Dionisio Segovia, transportista, los trufis no ocupan espacio público, solo se parquean  para alzar pasajeros.

En la calle Tundi esquina avenida Cañoto hay paradas de los trufis que prestan servicio a poblaciones del norte de Santa Cruz, ahí funcionan las oficinas del sindicato de trufis a Montero y a metros está la parada de los trufis que van a Warnes.



 




En esta nota