SANTA CRUZ

El ventarrón voló un techo y dejó tres niños lesionados


Se reportaron decenas de árboles caídos y postes de alumbrado quebrados en la ciudad; heladas en los valles y bajas temperaturas en las provincias chiquitanas. El Senamhi indicó que el frente frío se sentirá hasta el jueves

Miguel Ruiz guarda algo de ropa para llevar hasta la casa de una vecina que le prestó un cuarto

20/06/2017

Miguel Ruiz, de ocupación albañil, no podía creer cuando ayer, a las 6:30, producto de una ráfaga de viento de 90 kilómetros por hora, vio volar el techo de la casa que cuida en el barrio El Carmen II, pues sus cuatro hijos aún dormían, quedando tres de ellos, de 11, 7 y 5 años, con heridas en la cabeza.
Miguel, junto con su esposa, Areli Novoa, cuida la vivienda afectada, pues en enero emigró con toda su familia desde Riberalta. Ayer no pudo ir a su trabajo, en Cotoca, pues tuvo que llevar de emergencia a los tres niños que estaban ensangrentados, luego del accidente.

En el barrio hay una posta sanitaria dependiente del municipio de Cotoca que en nada les alivió porque a esa hora no había ni una enfermera, por lo que, con ayuda de sus vecinos, fueron en un vehículo hasta un consultorio médico privado en la avenida Virgen de Luján, donde curaron a los tres chicos.

El más afectado fue el niño de 7 años, pues recibió 20 puntadas, 10 de ellas internas; a su hermana de 11 años le hicieron 10 puntos y al pequeño, cinco. Pasado el efecto de la anestesia, los chicos regresaron con sus padres a un cuarto que les ha prestado la vecina Eliana Soliz, pues no tenían dónde pasar la fría noche del lunes, donde la temperatura bajó a 10ºC.

Incidentes
Un árbol de toco se vino abajo a las 9:40 de ayer en la zona de Guaracachi, obstaculizando los rieles del tren, lo cual provocó el retraso del convoy que debía pasar desde Puerto Quijarro hacia la refinería de Palmasola.

Sin embargo, un guardia de las vías dio parte y acudió una cuadrilla de obreros a aserrar el árbol, de unos 30 años de edad.

“El árbol no presentaba ninguna señal de estar malo, pero de pronto hubo como un torbellino que lo derribó. Más bien que ningún tren pasaba por la zona”, explicó Jorge Égüez, patrullero del tren.

Una hora antes y a pocas cuadras de este incidente se registró la caída de un letrero metálico de la Alcaldía, en plena avenida Jenecherú, en la Pampa de la Isla. “Al parecer los fierros que apuntalaban el letrero no son finos porque el viento los retorció; esto es un peligro porque por esta vía pasan los niños del colegio de primaria Elvira Parada”, refirió la vecina Sonia Hurtado, que tiene una pulpería en la zona.

El domingo por la noche se registraron daños en el cielo raso de un aula del módulo educativo 24 de Septiembre, que acoge tres turnos; por ello, los alumnos del segundo A de secundaria no pudieron pasar clases en su sala, siendo trasladados a otra más segura.

“No hubo personas heridas porque ocurrió el domingo, y hoy (ayer) el aula fue sellada, y se llamó a la Alcaldía para que envíe gente a reparar el techo, pues se cayó una parte de las molduras de porcelanato”, manifestó Aldo Bravo, profesor de matemáticas y música. 

La misma noche del domingo otro letrero, de una guardería y kínder, fue derribado por el viento en el sexto anillo y avenida Alemania. “Escuché el estruendo casi a la medianoche, pero no creí que el metal haya sido cortado por el viento”, expresó Beatriz Quispe, en cuya acera estaba el letrero.
Asimismo, decenas de gigantografías quedaron destrozadas por las ráfagas en varias avenidas de la ciudad.

Alerta meteorológica

Danilo Pomier, pronosticador del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), dijo que la pasada semana se lanzó la alerta naranja por los vientos, primero de dirección noroeste, hasta el domingo por la tarde, con ráfagas de 80 km/h. El domingo por la noche, la dirección cambió a sur, con rachas de 90 km/h.

Para hoy la intensidad del viento estará más moderada, entre 30 y 60 km/h, hasta el jueves, cuando será muy débil.  

Pese a que las urgencias se registraron por toda la ciudad, el Departamento de Emergencia Municipal (DEM) el lunes solo recibió 21 reportes, de los cuales 18 fueron atendidos, especialmente en el Plan Tres Mil, Villa Primero de Mayo y en la zona norte (Distrito 5).

“La mayoría de los casos se trató de ramas quebradas en domicilios particulares y árboles que obstruían las vías públicas, los cuales fueron atendidos por tres brigadas de rescate dotadas de equipos, entre ellos motosierras”, indicó Roxney Borda, director del DEM.

“En una casa del Plan Tres Mil se aflojó la estructura de un tinglado, para lo cual cortamos la calamina despejando el peligro”, acotó Borda.

Otro caso importante fue la extinción de un incendio forestal originado en unos matorrales de un terreno en la avenida G-77+China, donde las llamas se avivaron por el viento. 

La CRE recibió 450 pedidos de emergencia por árboles que cortaron cables de energía
 El ventarrón causó muchos incidentes en las calles de la ciudad porque los árboles caídos o desgajados cortaron cables de energía eléctrica.
Desde las 23:00 del domingo, la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) declaró alerta máxima por el viento, recibiendo 450 solicitudes de ayuda en la ciudad y en el Norte Integrado, de las cuales hasta ayer por la tarde fueron atendidas 320.

“Lamentablemente tenemos pronósticos que los vientos continuarán, por lo que hemos dispuesto que los equipos de las empresas terciarizadas que prestan servicio a CRE se sumen a los trabajos de emergencia”, manifestó Nelson Alborta, gerente de Operaciones de CRE. “Pedimos paciencia a los usuarios afectados, esperamos solucionar todos los cortes producidos por la caída de árboles y de letreros”, agregó. 

El encargado de Relaciones Públicas de CRE, Amílkar Jaldín, pidió a los vecinos no manipular los cables que queden sueltos producto del daño que ocasionen los árboles.
Un árbol de siete copas situado en la esquina de las calles Lagunillas y Buceta, en el barrio Braniff, se desgajó afectando los cables de electricidad y de teléfono. Similar hecho sucedió en Equipetrol Norte, donde un árbol dañó el tendido eléctrico. 
Además, en la zona del mercado La Cuchilla y en la Villa Santa Rosita los vecinos se quejaron por los prolongados cortes de energía.



En esta nota



e-planning ad