SANTA CRUZ

El último excombatiente radicado en San Ignacio celebró 103 años de vida


El Ministerio de Defensa lo condecoró con la medalla Gran Mariscal Andrés de Santa Cruz

Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/02/2018

Don Avelino Alcócer Vaca, héroe de la Guerra del Chaco (1932–1935) y el único benemérito que queda con vida en San Ignacio de Velasco, cumplió el 10 de febrero 103 años de vida. 

Autoridades del Ejército boliviano le entregaron la condecoración Gran Mariscal Andrés de Santa Cruz, enviada por el Ministerio de Defensa.

Hasta su vivienda, ubicada en el barrio Pueblo Nuevo, llegaron para felicitarlo el alcalde Moisés Fanor Salces, el presidente del Concejo municipal, Fernando Álvarez, y concejales  (de Demócratas y del MAS). 

El comandante del Regimiento Warnes 10 de Infantería, Tcnl. José Yilbel Balderrama, entregó la distinción del Gobierno al benemérito y llevó la banda de música de la institución militar para amenizar el aniversario natal del exsoldado de la patria. En la ocasión, estuvieron sus dos hijos, Guísela y Avelino, entre otros familiares.

El benemérito, que habla poco, tiene ceguera  y está sordo, no camina,  se apoya en una silla de ruedas y para cobrar su renta en el Banco Unión es llevado en taxi. Avelino Alcócer Vaca es hijo de padre cochabambino y madre chiquitana, nació el 10 de febrero de 1915 en la población de Santa Rosa de Roca, ubicada a 80 kilómetros de San Ignacio. A los 17 años ingresó a las filas del Ejército a prestar su servicio militar.

Su hija Guísela comenta que su padre poco recuerda de su participación en la Guerra del Chaco. La familia pide a Dios que le dé fortaleza para seguir con vida, pues es un héroe nacional. “Estamos contentos de tenerlo con vida, él no es un estorbo para nosotros”, dijo la hija. 

La familia invitó chicha y torta a los visitantes, mientras la banda militar animaba el festejo. /Carlos Quinquiví


 




En esta nota