POLÍTICA

El paro cívico no toma cuerpo y las plataformas ya piensan en otras estrategias


La COD desahucia la medida, la Universidad está concentrada en el cierre de gestión   y hoy se pronunciará, Fegasacruz no sabe si irá a la Asamblea y el Comité aún evalúa

Los movilizados volvieron a gritar anoche a favor de un paro cívico. Las gestiones marchan lento

05/12/2017

“Santa Cruz ya no es un pueblo chico, tiene bastante población, gente que se mueve y eso es lo que hay que consensuar con ellos para que el paro cívico tenga sus efectos. De nada sirve convocar  un paro que no tenga los efectos que se buscan, tiene que tener un fin y el fin es el respeto a la democracia”, dijo Fernando Cuéllar, presidente del Comité pro Santa Cruz, a 48 horas de la Asamblea de la Cruceñidad. 

A diferencia de otros tiempos, cuando se llegaba a la Asamblea prácticamente con una decisión tomada, la máxima instancia del Comité se perfila incierta, pese a que en la plaza 24 de Septiembre, todas las noches, los movilizados en contra del fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional que habilitó a Evo Morales y a otras autoridades para una nueva reelección exigen que se convoque de una vez al paro. 

La Central Obrera Departamental (COD) ya desahució la medida. La Universidad Autónoma Gabriel René Moreno está concentrada en su cierre de gestión, Fegasacruz no sabe si irá al encuentro cívico porque se le cruza con una reunión de directorio y los principales gremios empresariales (Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Cámara Agropecuaria del Oriente y Cámara de Industria y Comercio) o no han tomado una decisión o no la quieren comunicar.

Los trámites

En un contacto con EL DEBER Radio, Cuéllar explicó que hay una comisión trabajando, a la cabeza del vicepresidente, Fernando Camacho. Explicó que se está trabajando sobre la posibilidad del paro cívico, pero también en otras propuestas para presentarlas a la Asamblea de la Cruceñidad. 

“Esperamos que hasta el miércoles podamos tener una propuesta sustentable, posible de poder realizar y si se determina que se vaya a hacer un paro cívico, tendremos que acatarlo y poder trabajar para que ese paro tenga los efectos que estamos buscando”, dijo Cuéllar. 

El presidente cívico se puso como meta convertir el pedido cruceño en nacional, pero si en la región ya es complejo organizarlo, a escala país se dificulta aún más. El único comité que parece fuerte es el de Cochabamba, aunque nunca ha logrado llevar adelante un paro sin resistencia. En La Paz hay tres comités cívicos y uno fue hasta Sucre a apoyar el fallo del TCP. En Beni, por ejemplo, el Comité trinitario se pronunció a favor de la ley que levanta la intangibilidad del Tipnis y discurseó en la promulgación de la norma. En Sucre, el último presidente se convirtió en el primer senador del MAS en esta legislatura, por lo que el movimiento cívico a escala nacional ya no es el que, por ejemplo, convocó un paro indefinido en defensa del IDH en 2008 o el que organizó en cuatro regiones de la llamada media luna cabildos simultáneos que lograron reunir entre todos a un millón de personas.

Las plataformas
En la radio estaban Nancy Nállar, de Kuña Mbarete (Mujer fuerte, en guaraní), y Nakai Mirtenbaum, que forma parte de Me comprometo con Bolivia. 

Nállar aseguró que se entiende la situación, que esperan que el paro sea en todo el país y envió un mensaje a los empresarios. “Son millones los que se pierden con un día de paro, pero más vamos a perder esperando en la perpetuidad del Gobierno”, dijo.

Sin embargo, el empresariado está indeciso. Ronald Nostas, presidente de los empresarios a escala nacional, se excusó de referirse al tema porque es un asunto regional. Rosario Paz, vicepresidenta de la Cainco, explicó que estaba llegando de viaje y que aún no había ido por la institución.

Desde la Cámara de Industria y Comercio señalaron que aún deben reunirse con los empresarios para tomar una decisión. También estuvo de viaje Edilberto Osinaga, gerente de la CAO, y aún no se ha reunido con el presidente para saber su parecer sobre el fallo. La Gabriel René Moreno se pronunciará hoy, mientras que Rolando Borda, ejecutivo de la COD y excandidato a gobernador por el MAS, directamente desahució el paró. En declaraciones a Bolivia TV aseguró que se trata de un paro político y que no tendrá contundencia. 

“Ayer salió una declaración de una ministra que dice que los empresarios privados no van a participar del paro. Esas son amenazas que vienen de parte del Gobierno”, dijo Cuéllar, en referencia a un tuit de la ministra de Comunicación, Gísela López, que el sábado escribió que no creía que los empresarios que habían ganado tanto durante el Gobierno de Morales vayan al paro.

Por ello Mirtenbaum habla de “darle un giro” a la situación. Aseguró que los jóvenes pueden organizarse por sí mismos, que no necesitan recurrir a instituciones que a lo largo de este tiempo “no han asumido el rol que le corresponde” y que eso debería servir a los jóvenes movilizados para empoderarse por sí mismos. 

Mirtenbaum cuestionó sobre la legitimidad de los que decidirán por toda la población en la Asamblea de la Cruceñidad y duda que sus intereses estén en concordancia con lo que quieren los jóvenes. 

“Los jóvenes tienen que organizarse para poder proponer desde la juventud y no tener que estar siempre delegando a otras instituciones”, arengó. Propuso un plan de resistencia pacífica y escalonada, siguiendo los ejemplos de Gandhi o de Martin Luther King, evitando la confrontación y las agresiones.

Consultado sobre si el Comité tenía la fortaleza y la cohesión necesaria de otros tiempos para llamar al paro, Cuéllar aseguró que se trabaja en fortalecer la institucionalidad cruceña. 

“Un paro afecta a muchos intereses; ese es nuestro talón de Aquiles. Hay cosas más importantes que ver si el Comité está consolidado, eso no le hace bien a nadie, tenemos que unirnos.  Aquí no se trata si el presidente estuvo o no de viaje”, aseguró Cuéllar. 

Entre la protesta y las oficinas del comité

1.- El último jueves, miles de jóvenes cercaron la casona donde funciona el Comité pro Santa Cruz para exigirle al directorio, que se encontraba reunido, que convoque un paro cívico de inmediato.

2.- El directorio ampliado se decantó por la vía institucional y se dio seis días de plazo para llamar a una Asamblea de la Cruceñidad, máxima instancia cívica de toma de decisiones.

3.- Luego de la votación de las elecciones judiciales, los movilizados, en su gran mayoría jóvenes, volvieron a la carga para tratar de llegar a un paro cívico, pero no termina de tomar cuerpo. 

4.- En la reunión de directorio ampliado del jueves se analizó que no estaban las condiciones dadas para un paro inmediato. Y está difícil que se construyan dada la buena relación del empresariado, la COD y los transportistas con el Gobierno de Evo Morales. Se pueden plantear otras medidas en sustitución del paro. Las plataformas aún analizan.



 




En esta nota