BOLIVIA

El 'kily' y 'Oti', los dos reos más peligrosos de Palmasola se pueden juntar en la cárcel de Tarija


Por orden del ministerio de Gobierno se ha decidido que el interno Víctor Hugo Escóbar Orellana, alías Otti, sea trasladado a otra cárcel del país

El 'Kily' y 'Oti' fueron rivales en Palmasola. Podrían volver a verse las caras, esta vez, en el penal de máxima seguridad en Tarija
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/03/2018

El actual líder de los reclusos de Palmasola que además era regente en este penal, Víctor Hugo Escóbar Orellana, alias Oti, permanece bajo resguardo policial desde las primeras horas de este miércoles, luego de la requisa que se realizó en la cárcel y en donde murieron 7 internos. El Ministerio de Gobierno, a través del viceministro de Régimen interior, José Luis Quiroga, informó que se tramita su traslado a otro recinto penitenciario del país.

Fuentes cercanas a la Policía indicaron que Oti podría ser llevado hasta la cárcel de Morros Blancos, en Tarija. Es en este mismo centro en el que se encuentra desde el pasado lunes su conocido rival, Carlos García Figueredo, alias 'el Kily'. Ambos se disputaban el liderato en Palmasola y producto de esa pugna de poder que derivó en luchas internas es que se decidió que los reos peligrosos fueran reubicados.

A Kily lo respaldaba su grupo 'La Pesada'. Él está sindicado de haber orquestado el ataque ocurrido en agosto del 2013 en la cárcel de Palmasola, en donde presos del bloque A y B se enfrentaron utilizando tanques de propano como lanzallamas resultando más de 31 personas fallecidas, incluido un menor de 18 meses que estaba junto a su madre en el penal y, otros 33 reos que quedaron heridos al ser quemados y golpeados.

Oti por su parte tiene sentencia de 30 años por el asesinato de dos policías en un hecho ocurrido el 13 de abril de 2009, en la comisaría del estadio Tahuichi Aguilera. Es más, el intento de motín del 5 de marzo de este año, fue una 'pantalla' para crear distracción ya que este interno -tiene todo el poder en el penal- había planificado atacar y dar de baja a Kily y a otros nueve presos que estaban en el 'bote' (celda de seguridad). La Policía inició el traslado de los 10 reclusos, unos fueron llevados a Cochabamba y otros a Beni.



“Un interno solamente ha llegado (refiriéndose a Lily), pero estamos a la espera de que lleguen aún más, estamos viendo que sean cuatro, pero las cifras pueden subir”, dijo el director del Régimen Penitenciario en Tarija, Ariel Miranda, en declaraciones al diario El País, a tiempo de garantizar las condiciones del penal para albergar a estos internos y adelantó que se espera la llegada de otros reos más. 



 




Notas Relacionadas



En esta nota