SANTA CRUZ

El fuego encendió las tradiciones de San Juan en Porongo


Se sintió el fervor de la celebración religiosa que culmina hoy. No faltaron las danzas, música, juegos típicos y la tradicional fogata, cuyas brasas solo los valientes y personas con fe se atreven a cruzar. En Santa Cruz también hubo festejo


La gente se las ingenió para llegar hasta Porongo. El clima ayudó. Foto: HERNÁN VIRGO
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/06/2019

Pese a que no fue ‘la noche más fría del año’ (como en antaño apodaban a la víspera de la celebración religiosa de San Juan Bautista, patrono de Porongo), sí fue la que más alegría y tradiciones despertó en dicha localidad cruceña, donde se dieron cita más de 10.000 personas (según fuentes municipales) para ‘raspar’ las últimas horas del fin de semana largo.

La jornada se encendió desde la tarde, con la recogida y bendición del agua a orillas del río Piraí, la cual fue trasladada en una tinaja de barro en un carretón con bueyes hasta la iglesia que lleva el mismo nombre del patrono del pueblo para bautizar a 10 nuevos porongueños (el año pasado fueron 13) en la celebración religiosa nocturna. No obstante, el párroco Oswaldo Peña señaló que en la misa matutina dominical se bautizaron otros 40 menores y 50 personas adultas.

La preservación y rescate de tradiciones es una de las características de esta celebración, que se consigue gracias al apoyo de los vecinos del municipio, quienes engalanaron las calles para celebrar y recibir a los visitantes. Así también mostraron se devoción con el cierre de una novena.



Julio César ‘Puga’ Salvatierra, de la Orquesta Municipal de Porongo, fue uno de los personajes que dio color al festejo con su habilidad para sacar melodías de hojas de árbol de naranjo que acompañaron el ritmo de la tamborita que se escuchó en las cuatro esquinas de la plaza del pueblo.

Además de la música, ese ‘jenecherú’ simbólico se avivó con las danzas, poesías y juegos populares, entre ellos el palo ensebado (ensebao, como corrigen los vecinos de Porongo). Pero el plato fuerte fue la tradicional fogata que fue encendida con una antorcha que trajeron un grupo de atletas a trote desde la capital cruceña. En torno a las 21:20 se dio lugar a esta tradicional costumbre que fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial del departamento de Santa Cruz por la Gobernación.

Una vecina explicó que “los más arrofaldados” son los que se atreven a cruzar las brasas de la fogata y hay quienes lo hacen pedirle a San Juan Bautista mejores días. La tradición relata que si se lo hace con fe, el devoto no sufre ninguna herida ni quemadura en los pies.

Y hablando de platos, no faltó la comida típica, los choripanes (un acostumbre que gana terreno, según los lugareños) y el sucumbé, bebida preparada con leche, clavo de olor, canela y singani.



Hasta antes de la medianoche, el comandante de la Policía de Porongo, Christian García, señaló que los 40 efectivos policiales desplazados no habían reportado incidentes en el marco de los festejos. Del mismo modo, exhortó a la población a no excederse en el consumo de bebidas alcohólicas en el jolgorio que se extiende hasta hoy (vale mencionar que hoy es feriado en Porongo).

En la capital también se festejó

En el mercado Nuevo La Ramada, en la capital cruceña, también se vivió una noche de celebración con el Festival del Choripán. A diferencia de Porongo, en este espacio se realizó una fogata ecológica y la elección de la Cholita de San Juan, según expuso la subdirectora de este centro de abastecimiento, Sonia 
Rueda.

Asimismo, la Dirección General de Medio Ambiente desplegó a más 800 servidores públicos (entre funcionarios municipales, policías y bomberos voluntarios) para activar el Plan San Juan 2019, el cual patrulló por la ciudad para hacer cumplir la prohibición de hacer fogatas en los barrios cruceños.

La directora general de Medio Ambiente, Michelle Lawrence, señaló que el operativo inició desde horas de la tarde en los distritos 6, 8 y 12 donde se perciben mayor incidencias de fogatas. No obstante, afirmó que esta costumbre que contamina la calidad del aire se redujo en un 82% en el último tiempo, lo cual muestra el compromiso de la población. Hasta el cierre de esta edición no se reportaron fogatas de magnitud, solo hecho aislados.





 




En esta nota