SEGURIDAD

El erradicador que falleció fue infectado por hantavirus


Hay seis miembros de la FTC que están en la clínica Foianini, que también dieron positivo a los análisis clínicos para esta enfermedad, que es transmitida por las ratas


El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, dijo que los trabajos de la FTC continúan en la zona
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/10/2018

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó ayer al final del día que el policía erradicador, miembro de la Fuerza de Tareas Conjuntas (FTC), que fue evacuado el fin de semana junto a un grupo de 15 de sus camaradas desde la zona de La Asunta (en los Yungas de La Paz) hasta la clínica Foianini de nuestra capital, murió como consecuencia de haber sido afectado por hantavirus.

La autoridad gubernamental, que días atrás y luego de conocer la intoxicación de los erradicadores de cocales ilegales en la zona había dicho que se tenía la hipótesis de que los uniformados pudieron haber sido afectados por arsénico en la pasada jornada, afirmó que la hipótesis más segura de lo sucedido gira en torno a una infección por el virus que es transmitido por las heces fecales y la orina de las ratas.

“En la autopsia que se le hizo al sargento Mamani (el policía que murió y que era miembro de la FTC) se detectó una infección por hantavirus y las declaraciones de los soldados dan cuenta que ellos habrían ingerido algo líquido de alguna fuente de la zona”, precisó Romero.

Además, el ministro precisó que seis de los pacientes que aún están internados en el centro médico, están siendo tratados contra esta enfermedad, ya que en los estudios clínicos que se les realizó se detectó la presencia del virus, que portan y transmiten los roedores.

Romero, que planteó la hipótesis de la intoxicación por arsénico, dijo que si bien la mayoría de los indicios en este caso conducen a ver un cuadro de contagio múltiple de hantavirus, no descartó cualquier otra posibilidad y dijo que se está esperando los resultados de los exámenes toxicológicos, que se han encargado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y el Instituto de Investigaciones Técnico Científica de la Universidad Policial (Iitcup), para tener total certeza de lo sucedido.

Respecto a las prevenciones que se tomaron en torno al trabajo de los erradicadores que siguen en la zona, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, hizo conocer que se dispuso el cambio de campamento de los erradicadores y precisó que las tareas en los otros sectores, “continúan sin contratiempos”.