SANTA CRUZ

El campus vuelve a la normalidad tras días de tensión


Las actividades académicas se han reiniciado este miércoles en la zona del campus de la Uagrm. Hay poca presencia de estudiantes

Los estudiantes retomaron las actividades académicas en la Gabriel. Foto: Juan Delgadillo

16/08/2017

De a poco las actividades académicas se van retomando en el campus de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) luego de días de tensión debido a la toma del predio por parte de trabajadores. El sindicato ha dicho que el paro continúa por lo que las actividades institucionales, como el pago de matrículas, continúan suspendidas en las primeras horas de la jornada. 

En las aulas de la Facultad de Ciencias Jurídicas y de la carrera de Farmacia -que se encuentran en el campus- hay poca presencia de estudiantes. Se prevé que en el transcurso del día esta situación cambie ya que "los alumnos se irán enterando a través de los medios de comunicación y mediante sus propios compañeros, que las clases se retomaron", dijo una docente mientras impartía cátedra.

Santos Frías, ejecutivo del Sindicato de Trabajadores Universitarios de la UAGRM, dijo a EL DEBER Radio que para que se solucione el conflicto del todo, debe existir una voluntad de parte del rector Saúl Rosas. Ellos reclaman un pliego petitorio de 21 puntos en el que destaca la revisión del pago de bono de antigüedad. "Se dice que no hay dinero, el rector está mal asesorado. No puede decir que no hay recursos en la universidad", dijo Frías.

PUEDES LEER: Sindicato de la ‘U’ acusa al rector de contratos por favores políticos

"Nosotros seguiremos con nuestro pedido hasta las últimas consecuencias. Estamos molestos y más con lo sucedido ayer (martes) cuando intervinieron la toma que de forma pacífica estábamos realizando", explicó.

Por su parte, el vicerrector Osvaldo Ulloa, dijo que la universidad está más bien aplicando medidas de austeridad y, por ello, no está renovando los contratos a plazo fijo o temporales. “Son denuncias infundadas”, dijo.

Sin puertas

Para evitar que los trabajadores vuelvan a cerrar el campus, un grupo de personas retiró las rejas en los accesos



En esta nota