SANTA CRUZ

El bloqueo de caminos se levanta y alcaldes van desde el lunes a huelga de hambre


Luego de tres días en los que se impidió la circulación de los vehículos, los alcaldes cambian su estrategia. El Gobierno indicó que el cierre de caminos no es bueno

Vallejos deja la Gobernación luego de no prosperar la reunión con el gobernador
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/06/2018

Luego de dos horas de espera, en donde la escena se asemejó a una película chaplinesca en la que la delegación de 14 alcaldes de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) estuvo sube y baja y manteniendo reuniones improvisadas en los oscuros pasillos de la Gobernación cruceña,  el diálogo entre el gobernador Rubén Costas no prosperó; sin embargo, los alcaldes, luego de amagar con radicalizar sus medidas de presión, pasadas las 23:00 determinaron suspender los bloqueos y dejar sin efecto los 11 puntos de piquetes que impedían el paso de los vehículos en Santa Cruz.

A cambio, Rodolfo Vallejos, presidente de Amdecruz, informó de que se acordó desde el lunes, a partir de las 10:00, iniciar una huelga de hambre hasta conseguir que Costas los reciba y se trate el tema de las regalías.

Vallejos lamentó que no se haya podido lograr un encuentro con el gobernador y aseguró que el pedido de Amdecruz es legítimo y que no desistirán del mismo. 
 
Los hechos
Temprano, el secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, hizo pública una carta que hicieron llegar a Amdecruz, en la que se los invitaba a mantener una reunión con la primera autoridad departamental a partir de las 18:00, siendo requisito no negociable la suspensión definitiva de los bloqueos que mantenían aislado al departamento desde el lunes.

Con la pelota en su cancha, desde Amdecruz destacaron la buena voluntad de Costas e indicaron que luego de mantener una reunión entre los alcaldes se iba a determinar los pasos a seguir.

Cerca de las 18:00, Rodolfo Vallejos, presidente de Amdecruz, informó de que se había acordado una pausa con la medida de presión, lo que significaba que se iba a dejar pasar a los buses de pasajeros, al transporte pesado y a los vehículos particulares, mientras dure la reunión con el gobernador y sus colaboradores.

Con esta premisa, los 14 ediles cruzaron la avenida Omar Chávez y enfilaron hacia las oficinas de la Gobernación.

Luego de presentar sus credenciales subieron al segundo piso y solamente ingresaron Vallejos y dos alcaldes más; el encuentro no duró más de 20 minutos y al salir con el rostro serio, Vallejos aseveró que los funcionarios no mostraban un real interés para dialogar y que iban a esperar un poco más para ver si eso se modificaba.

Sin embargo, se pudo saber que en el encuentro los funcionarios de la Gobernación exigieron una muestra de que se estaban levantando los bloqueos llamando a los distintos puntos, pero luego de las llamadas pudieron comprobar que las bases se rehusaban a levantar las medidas de presión, algo que jugó en contra de los alcaldes, que tuvieron que dejar el encuentro.

Tras el primer intento fallido, las autoridades de Amdecruz bajaron al primer piso y se aprestaban a ingresar al despacho de Coordinación
Social, algo que no se dio debido a que no hubo acuerdo en la cantidad  de alcaldes que iban a participar del encuentro, ya que desde Amdecruz pedían que ingresen las 14 autoridades y desde la Gobernación, solo tres.

Tras no llegar a un acuerdo, a las 20:00, Vallejos y los demás ediles decidieron dejar las instalaciones de la Gobernación e indicaron que el no ser recibios  era una falta de respeto, y que debido a ello se rompía el diálogo con el gobernador y que las medidas de presión se iban a masificar  para logra el pago de las regalías.

La crítica de la Gobernación
Tras el fallido encuentro, Vladimir Peña, secretario de Gobierno de la Gobernación cruceña, lamentó que Vallejos no haya cumplido lo acordado durante la tarde y criticó el intento de los alcaldes de instalar una negociación sin siquiera respetar el pedido principal de la Gobernación, que era levantar los bloqueos de forma inmediata en todos los puntos.

Peña observó que antes de la reunión se pactó que solo se iba a recibir a siete alcaldes, pero que luego de una llamada de Vallejos se estiró la cifra a 10; sin embargo, según Peña, también se solicitó el ingreso de los dirigentes sociales, situación que no aceptaron desde la Gobernación.

Peña remarcó que el accionar de los alcaldes de Amdecruz no es serio y que tratar de negociar manteniendo de rehenes a la población que no puede circular con normalidad es algo que no van a permitir, por lo que solicitó a la Policía hacer respetar el derecho a circular y no permitir este tipo de atropellos que no solo perjudican a los ciudadanos, sino también al aparato productor del departamento.

El Gobierno pide flexibilidad

Carlos Romero, ministro de Gobierno, en el canal estatal, sostuvo que está enterado del problema de las regalías que ha generado un enfrentamiento entre algunos municipios y la Gobernación.

Romero indicó que el lunes,  José Luis Quiroga, viceministro de Régimen Interior, se comunicó con Amdecruz y le hizo saber a su presidente que era importante que revea su posición, debido a que los bloqueos, por más justos que sean los pedidos, siempre generan problemas y no es lo más adecuado.

El ministro precisó que  llegó el martes y se reunió con Vallejos para tratar el tema del desbloqueo del Puente de la Amistad, donde hubo cuatro detenidos y dos policías heridos, y en donde se buscó el mejor escenario para solucionar el conflicto.

Enterado de que la reunión con Costas fracasó, Romero subrayó que ambas partes deben flexibilizar su postura y mejorar su metodología.



 




En esta nota