SANTA CRUZ

El Gobierno acusa por prevaricato a los vocales que liberaron a Zvonko


Las autoridades judiciales que deberán defenderse de la denuncia son Ángel Arias y Margoth Pérez 
 

Matkovic ahora guarda detención domiciliaria con dos escoltas. Foto Rolando Villegas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/03/2018

Los vocales que forman parte de la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz fueron denunciados por el Ministerio de Gobierno por el delito de prevaricato. Así lo confirmó ayer el titular de esta cartera gubernamental, Carlos Romero, que indicó que con esto se quiere que las autoridades jurisdiccionales “tengan una sola línea de conducta coherente”.

Los denunciados son los vocales Ángel Arias y Margoth Pérez, que resolvieron en favor de Zvonko Matkovic el cambio de la detención preventiva en el penal de Palmasola por la detención domiciliaria con escolta policial, luego de que el procesado estuviera encarcelado por ocho años sin que la justicia resuelva el juicio por supuesto terrorismo. 

La decisión de las autoridades judiciales paceñas se basa principalmente en los problemas severos de salud que Matkovic demostró tener y que, incluso, podrían dejarlo paralítico.

Romero, cuando fue consultado sobre el tema, sostuvo: “No estamos accionando (una medida contra Zvonko), pero podríamos hacerlo.

Sí, estamos pidiendo que se esclarezcan algunas decisiones que consideramos contradictorias e incoherentes en la autoridad jurisdiccional”. 

El abogado del segundo vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, Gary Prado, señaló que la semana pasada tomó conocimiento de la denuncia por prevaricato contra los dos vocales y explicó que el proceso no pone en peligro la situación jurídica actual de su cliente.

“Mientras se los procese o juzgue (a los jueces) no tiene ningún efecto (la denuncia de Romero) sobre la situación procesal de Zvonko y sobre las medidas sustitutivas”, indicó y también señaló que el proceso por prevaricato tiene su propia dinámica.

Zvonko salió de la cárcel después de intentarlo 21 veces, mediante solicitudes de cesación a la detención. Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza son los únicos presos en este caso.

 



 




En esta nota