SOCIEDAD

El 58% del departamento de Santa Cruz está en riesgo extremo de sufrir incendios


La Gobernación insta a la gente evitar quemas sin control porque se convierten en incendios forestales. En este año van 6.316 focos de quema, pero vienen meses críticos

Los bomberos trabajaron bastante para apagar incendios en Guarayos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/07/2018

Una pequeña chispa puede desatar un incendio forestal de proporciones en el departamento de Santa Cruz debido a la situación climática, combinada de sequía y vientos que atraviesa la región en esta época del año, en la que ya se empieza a sentir el impacto de las quemas indiscriminadas, pues en lo que va de julio se han reportado 1.880 focos de quema y desde enero a la fecha, 6.316, según fuentes oficiales.

El escenario no es alentador, puesto que en estos días de julio se registraron 101 focos de quema (36 de ellos brotaron ayer) y se reportaron 47 emergencias de incendio, entre ellos dos de consideración en la provincia Guarayos y uno en Warnes.

La situación puede empeorar, considerando que se vienen agosto, septiembre y octubre, meses críticos en los incendios porque se propagan por la sequía y las altas temperaturas.

“El caso se agrava y no tiende a mejorar porque no se prevén lluvias. Las precipitaciones van a ser esporádicas, las estamos esperando con mucha avidez porque existe una situación de riesgo extremo y vemos que los ciudadanos no están tomando conciencia de esto. En este momento estamos en un riesgo extremo del 58% del departamento y un 7% en riesgo muy alto, lo que significa que como ciudadanos y como autoridades debemos tomar todos los cuidados posibles. El 99,9% de los incendios son generados por manos humanas”, manifestó Cinthia Asín, secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, mientras mostraba en una pantalla el mapa cruceño que se asemejaba a una brasa ardiente con el color rojo tinto predominante que grafica el posible impacto del fuego.

Arduas tareas de sofocación

El domingo y el lunes, personal del municipio de Ascensión de Guarayos batalló durante horas, por la noche, para controlar dos incendios en la zona periurbana que amenazaban con invadir una planta de gas y viviendas.

Alguien prendió fuego a unos pastizales en la zona norte del pueblo y las llamas se propagaron en todas direcciones, devorando alrededor de 70 hectáreas de pastizales y poniendo en vilo a los vecinos. Ante la emergencia acudieron voluntarios y bomberos forestales que trabajaron hasta el amanecer para sofocar las llamas. 

“Afortunadamente el fuego no llegó a las viviendas, gracias a Dios no había viento”, dijo el alcalde, Suizo de Nilson, quien recomendó a la población tener cuidado con el fuego.

De igual forma, en inmediaciones de la urbanización Aqualand II (provincia Warnes) se desató otro incendio de pastizales que consumió al menos dos hectáreas de vegetación antes de que brigadas de Sabsa, DEM, de la Gobernación y de los bomberos voluntarios apagaran las llamas.

En El Torno, el fuego destruyó una barraca comercializadora de madera. Se presume que la desgracia se dio por un cortocircuito en la conexión eléctrica.

Cinthia Asín explicó que la ABT es el organismo encargado de emitir las autorizaciones para las quemas controladas y sanciona a los infractores con multas económicas. En cambio, las denuncias en el ámbito penal por algún daño a raíz de incendios deben ser realizadas ante la justicia ordinaria.

Medidas preventivas

Para una quema controlada
Se debe tener la autorización de la ABT y habilitar un callejón de cinco metros de ancho como mínimo alrededor del chaco. No se debe quemar cuando el viento sea mayor a 25 km/h. Los horarios favorables para realizar una quema son antes de las 9:00 o después de las 16:00.

Evitar quemas de noche
Debe contar con la ayuda de otras personas para controlar el fuego. Antes de realizar una quema avise a los vecinos para que estén preparados. Debe verificar que las brasas estén apagadas.

Fortalecer la salud
Para contrarrestar bronquitis, alergias, asmas, rinitis, faringitis, amigdalitis y otras enfermedades, se debe proteger a los niños y adultos con alimentación rica en frutas, cereales y verduras crudas, aconsejó el médico Luis Carlos Bernachi.



 




En esta nota