SANTA CRUZ

Dos obreros mueren dentro de alcantarilla del tercer anillo


Las víctimas son dos hermanos que trabajaban para una empresa terciarizada de la cooperativa de agua. El estudio forense determinará cuál fue la causa del deceso

Bomberos, policías y rescatistas unieron fuerzas para recuperar los cuerpos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/02/2018

Los hermanos Carmelito y René Cossío Rodríguez, de 34 y 40 años de edad, respectivamente, murieron ayer pasadas las 18:00 presumiblemente asfixiados por gas metano en una alcantarilla de Saguapac, ubicada en el tercer anillo externo, entre las av. Centenario y Roca y Coronado, a la que habían ingresado para realizar trabajos de inspección y mantenimiento.

La empresa EJE, para la que trabajaban los hermanos, fue subcontratada por Saguapac, cooperativa de agua que estaba realizando trabajos a pocos metros del ducto por donde ingresaron los operarios, debido a un hundimiento que se había producido tres semanas atrás.

La esposa de Carmelito, Daniela García Flores, contó que su pareja había salido por la tarde de su casa junto con sus dos hijos para llevarlos al colegio y luego irse a trabajar.



La mujer, que lloraba tras conocer la muerte de su pareja, afirmó que el hombre tenía experiencia de al menos 10 años en este tipo de operaciones.

Personas que observaron lo que sucedió en el lugar, indicaron que los hermanos Cossío ingresaron al ducto a las 18:00 y que sus compañeros de trabajo se percataron de la desgracia poco después, por lo que llamaron a la Policía, que llegó junto con otros grupos de rescate para verificar lo que sucedía.

Alrededor de las 19:30 se recuperó el cuerpo de Carmelito y pasadas las 21:45 se iniciaron las tareas para sacar los restos de René. Hasta el cierre de esta edición no se había logrado rescatar el cuerpo.

Se espera hoy tener un informe del médico forense para conocer con precisión la causa de la muerte de los hermanos, que vivían en el barrio Plan 4.000.



Hipótesis extraoficial

Una versión extraoficial que circuló entre los uniformados que colaboraban anoche para ubicar y rescatar los cuerpos de los hermanos, es que ambos fallecieron por inhalar gas metano concentrado dentro de la alcantarilla.

De acuerdo con los testimonios de algunos técnicos que estaban en el lugar, cuando se abre la tapa de una cloaca se debe dejar el ducto abierto por varios minutos, ya que así se permite que los gases concentrados se puedan disipar.

Sin embargo, se presume que los hermanos no tomaron esta precaución y se desmayaron debido a la inhalación del gas, para luego morir por asfixia.

El subcomandante departamental de la Policía, Igor Echegaray, indicó que el cuerpo que encontraron estaba sin los equipos de protección necesarios para este tipo de trabajo.



Versión de Saguapac

La cooperativa de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (Saguapac), a través del jefe de la Unidad de Comunicación e Imagen, Óscar Barbery, a tiempo de lamentar la tragedia, indicó que ayudarán en todo lo que se pueda más allá de su responsabilidad.

Barbery aclaró que las víctimas son trabajadores de una empresa terciarizada, “que se supone que cumple con todas las normas de seguridad que establece el contrato”.

Otras reacciones

Concejal

El líder de UCS, Johnny Fernández, pidió un informe escrito al Concejo Municipal para saber quién autorizó a Saguapac abrir las vías sin ninguna supervisión.

Profesional

El ingeniero Gustavo Coimbra, docente de la Uagrm, lamentó que las dos víctimas no lleven equipos adecuados para realizar el trabajo, para evitar la inhalación del gas metano que está en las alcantarillas.

Hundimientos

En diciembre de 2016, en la salida del túnel El Trompillo, un vehículo cayó en un boquete. El 16 de febrero de este año, en la av. Paraguá y cuarto anillo, dos mujeres a bordo de un vehículo cayeron en otro hueco.

Familias de las víctimas y curiosos siguieron de cerca los trabajos de la Policía y de los rescatistas


 




En esta nota