SANTA CRUZ

Donaciones: Organizaciones benéficas piden exención automática de impuestos


Según la norma, las donaciones a entidades públicas las puede gestionar el Gobierno o iniciar un trámite de exención, que puede durar entre seis meses y un año, caso contrario hay que pagar tributo


Personas que el Rotary Club Santa Cruz benefició con prótesis y sillas de ruedas donadas desde el exterior.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/02/2019

Muchas donaciones extranjeras, ya sea de equipos, medicamentos, vehículos especiales, etc., que gestionan organismos benéficos en favor de personas o entidades colectivas que requieren de ayuda en Bolivia, se truncan o se destinan a otros países porque en el nuestro deben pagar impuestos onerosos o enfrentar la excesiva burocracia en los trámites de exención tributaria, a no ser que el Gobierno nacional sea el destinatario del envío.

La Ley 617, aprobada en 2014, señala la gratuidad de estas importaciones; sin embargo, la realidad es otra, aseguran representantes de organizaciones de ayuda humanitaria que operan en Santa Cruz, quienes coinciden en que el Gobierno debería otorgar de manera automática la exención para los programas de ayuda que canalizan del exterior las organizaciones benéficas locales.

La referida norma en su artículo 4, indica: Las mercancías donadas a entidades públicas directamente desde el exterior o aquellas importadas con recursos provenientes de cooperación financiera no reembolsable o de donación, estarán exentas del pago total de los tributos aduaneros de importación.



Antonio Rocha, presidente de la Cámara de Agentes Despachantes de Aduana, indicó que desde hace tiempo varios organismos de ayuda, incluida la Iglesia católica y ONG, no pueden importar donaciones o bienes destinados a programas de ayuda si no es a través del Estado.

“El Gobierno evalúa el tipo de ayuda y en función a eso autoriza la internación mediante un decreto supremo incluso para las donaciones a hospitales y a municipios pequeños. Deben tramitar la exención de los tributos ante el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y este proyecta los decretos supremos para que se hagan las exenciones. Hay una cantidad de donaciones que no logran ejecutarse porque requieren de estas autorizaciones que conllevan un trámite y justificaciones. Muchas donaciones no llegan justamente porque la burocracia de la exención tributaria es muy grande. Ahora, si la donación involucra un interés de un órgano gubernamental entonces pueden acelerarse los tiempos”, señaló Rocha.

“El hecho de que tengamos organizaciones como el Rotary Club, como el Club de Leones y tantas otras que estén registradas en el Ministerio de Relaciones Exteriores, debería otorgárseles de manera automática la exención para sus programas de ayuda que llegan donde el Gobierno no puede. Esta ayuda, principalmente en el tema de salud, es un alivio muy grande para la gente que no recibe atención de sus autoridades”, añadió Rocha.

Se desviaron a otro país



En 2014, una entidad benéfica de Murcia (España) apartó cuatrocarros contra incendios en calidad de donación para la Unidad Urbana de Bomberos y Rescate (UUBR) de Santa Cruz, pero la donación no pudo entrar al país por la mencionada burocracia y dichos vehículos fueron llevados a Paraguay, según Álvaro Castillo, miembro de UUBR.

“Bolivia es uno de los países con mayor cantidad de normativas que no son amigables con la ayuda humanitaria. Si las donaciones no son directas para el Gobierno, no pueden entrar para nadie. El carro que tenemos es de 1984, lo hemos comprado en Santa Cruz en 2013, cuando una empresa lo importó años antes de que saliera la restricción actual. Lo compramos pidiendo monedas en las rotondas; juntamos $us 55.000 en 10 meses”, reveló Castillo.

Mercedes Pérez, delegada de la Asociación de Familiares y Amigos de Niños con Cáncer (Afanic) de España en Bolivia, que provee medicamentos de forma gratuita a los niños con cáncer de cero a 15 años de edad en el Hospital Oncológico, dijo que hasta antes del Gobierno de Evo Morales no se pagaba impuestos por los fármacos.

“El actual Gobierno instituyó que las donaciones lleguen a su nombre o si no que paguen tributo. Hemos hallado el cauce para la importación de medicamentos, lo hacemos a través del Ministerio de Salud”, indicó Pérez.

Lee más:



Una donación de equipos médicos está varada en almacenes desde 2015

'El ministerio de Salud dijo que no había dinero para llevar lo demás': habla el médico que hizo la donación 

Aduana notifica al San Juan de Dios para agilizar trámite por equipos donados 



 




En esta nota