SANTA CRUZ

Detalles dificultan el diálogo entre los médicos y el Estado


El titular del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, señaló que no existe ni el 20% de avance en los puntos que fueron exigidos al Gobierno. El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, refirió que el tema solo pasa por ciertas reivindicaciones de tipo gremial


Durante el fin de semana en la rotonda del Plan 3.000 se formaron filas para el registro
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

07/01/2019

Las diferencias ya fueron puestas sobre la mesa. De las 11 propuestas que el Colegio Médico de Bolivia planteó al Ministerio de Salud no hay un avance ni del 20%. Esta afirmación fue vertida por el presidente del colegiado paceño, Luis Larrea, quien refutó la declaración del titular de la cartera estatal, Rodolfo Rocabado, que ayer afirmó a la televisión estatal que hay un avance del 90% sobre el tema y que son asuntos de reivindicación sectorial los que dividen la conclusión de un acuerdo. Pese a esto, la reunión es hoy en Cochabamba y ambas partes esperan hacer viable el rumbo del nuevo Sistema Único de Salud (SUS).

“Solo hay un 10% de avance de 11 puntos que se envió al Gobierno. Ahí hay varios apartados inconclusos que engloban desde el tema de presupuesto hasta la parte técnica para la aplicación del seguro. Hay sectores que contemplan que la posición del Ministerio de Salud es inviable. Además, no tiene razón la inscripción; es un seguro universal gratuito, cualquier persona se debería hacer atender. Todo es una falsa expectativa para ganar tiempo, ya que no hay nada planificado”, sostuvo Larrea.

Este medio agotó las instancias para contactar a la dirigencia nacional de los profesionales de salud, pero no hubo respuesta. Sin embargo, hace unos días, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, sostuvo que esperan tener una respuesta favorable en el tema de la institucionalización de los cargos y el respeto a las normas vigentes, que deben ser la base para seguir dialogando.



EL DEBER tuvo acceso a la carta de los 11 puntos enviada por los galenos al Gobierno, así como a las respuestas del ministro de Salud y la réplica de los profesionales en la que se evidencia una falta de concordancia entre ambas partes. La dirigencia médica lamenta las imprecisiones en las respuestas del Gobierno.

Entretanto, el presidente Evo Morales estuvo reunido con autoridades del Norte Integrado de Santa Cruz para afinar detalles sobre la implementación del SUS. El mandatario mantiene la línea de que la implementación de este nuevo sistema se da gracias al crecimiento económico. Sin embargo, los médicos exigen que al menos el 10% del PIB esté destinado a la salud.

Divergencias

Los médicos exigen que se garantice la sostenibilidad financiera del SUS y la apertura de un espacio fiscal para la construcción del mismo, pero las respuestas del ministerio no fueron del todo aceptadas. El Colegio Médico de Bolivia, además de la ampliación del presupuesto para el inicio de la implementación del SUS, exige la conformación de una mesa técnica para trabajar en la redistribución de los ingresos económicos para la implementación del seguro donde intervengan los gobiernos subnacionales.



El respeto a la Constitución Política del Estado es otra solicitud, ya que actualmente en la implementación del SUS, que no tiene normativa vigente, se estarían vulnerando competencias establecidas en la Carta Magna y la Ley 031, pese a la respuesta estatal que estipula que el SUS se sujeta al mandato de la CPE.

Además, los profesionales de salud piden que se respete toda normativa que reconozca la jornada laboral de seis horas, independientemente de las diferentes fuentes de financiamiento en todo el sistema nacional de salud, asunto del que el Gobierno asegura que la implementación del SUS respeta la vigencia de la carga horaria del sector establecida en el DS 1232.

La incorporación plena de los trabajadores y profesionales de la salud pública a la ley general del trabajo es otra de las exigencias, a lo que el ministro respondió que esto no es atribución del Ministerio de Salud.

Más de 60.000 inscritos

Desde el inicio del registro, el 2 de enero, en el SUS –que planea inscribir a 5,8 millones de personas que no cuentan con un seguro médico–, el Ministerio de Salud maneja la cifra de 60.183 suscripciones, según informó Rocabado, que confía en que el SUS arranque con medio millón de afiliados en marzo.