BOLIVIA

Costas y chiquitanos se encuentran y se abre el camino de diálogo


El gobernador cruceño visitó a la dirigencia de los indígenas cuando estos se reunían con asambleístas. La vigilia seguirá mientras no se llegue a un acuerdo

La dirigencia de los chiquitanos, momentos previos a la reunión con el gobernador Costas

08/10/2015

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas,  se encontró con los indígenas chiquitanos la tarde de este jueves durante la reunión que éstos sostenían con asambleístas departamentales.

La reunión con el gobernador, que no duró más que unos minutos, sirvió para que se allane el camino del diálogo. La Asamblea Departamental y la dirigencia indígena acordaron que sus demandas sean tratadas en cuatro mesas de trabajo que se instalarán desde las 09:00 del viernes.

La vigilia instalada en puertas de la Gobernación continuará, los indígenas aseguraron que no se moverán hasta que no consigan un acuerdo firmado en el que se acepten todas su demanda. La única medida que se levantó es la huelga de hambre.

Reunión con la Asamblea

Según explicó el asambleísta Alcides Villagomez a EL DEBER, la reunión se realizó por gestiones que realizó junto a su colega Wilson Añez. Los indígenas aceptaron dialogar con la presidenta de la Asamblea, Kathia Quiroga, y poco después invitaron al gobernador Rubén Costas, quien aceptó acompañar el encuentro por unos minutos.

"Valoramos el cambio de actitud de los marchistas, dado que han dejado la intransigencia y aceptaron el diálogo", dijo Quiroga a medios de comunicación.

Las cuatro mesas de trabajo, que se instalan el viernes, están divididas en cuatro áreas: legislativa, política, económica y de gestión.

Los chiquitanos llevan 11 días de vigilia en puertas de la Gobernación. Exigían reunirse con el gobernador para plantearle sus observaciones al Estatuto Autonómico.

El conflicto llegó a su punto más álgido el jueves, cuando una marcha apoyada por la Central Obrera Departamental, terminó con el cierre de las instalaciones de la Gobernación, dejando por varias horas a funcionarios y periodistas encerrados.



En esta nota



e-planning ad