SANTA CRUZ

Conductores no respetan cambios en los cruces del segundo anillo


Las faltas más comunes son el giro a la izquierda y no hacer caso al aviso de alto de los semáforos. La Alcaldía espera que con la fotomulta se corrijan las infracciones. Los otros cambios en la circunvalación se harán en 2018.


19/06/2017

El segundo anillo nuevamente ha comenzado a tornarse caótico debido a que los conductores no respetan la señal que prohíbe el giro a la izquierda, en especial donde aún quedan pequeñas rotondas en las que se hallan los monumentos a la Madre India, al Chiriguano, a Germán Busch, a La Salle y al Cristo Redentor. Además, faltan adecuar los cruces de semáforos a dos tiempos en cuatro intersecciones.
En poco más de un año de cambios en el segundo anillo, la mayoría de los conductores, sean de transporte público o particulares, continúan infringiendo las prohibiciones.


En un recorrido por varios cruces, EL DEBER evidenció estas faltas. En la rotonda del Chiriguano, en un lapso de 10 minutos, entre las 10:50 y 11:00, y pese a la presencia de policías de Tránsito, 18 motorizados de cuatro ruedas y dos motocicletas giraron a la izquierda; mientras que tres vehículos se pasaron en rojo.
En el segundo anillo y avenida Busch, donde fue reducida la rotonda para no remover la estatua de Germán Busch, entre las 11:10 y las 11:19, 18 vehículos y nueve motos doblaron hacia la izquierda; y otros tres motorizados no respetaron la luz roja del semáforo.


El lugar donde menos respetan el veto de giro a la izquierda es en la rotonda de La Salle, pues entre las 11:27 y las 11:33,  56 motorizados, entre ellos una moto, lo ignoraron; contra dos que no respetaron la señal prohibitiva del semáforo.


En la rotonda del Cristo Redentor, entre las 11:37 y las 11:47, hubo 20 vehículos, en su mayoría micros, que no respetaron la luz roja, y 22 que giraron a la izquierda.


Por todas estas irregularidades, el secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, es optimista en que el Sistema de Detección Electrónica de Infracciones de Tránsito o fotomulta dará resultados para educar a los conductores. 
“El reacondicionamiento del segundo anillo mejorará cuando entre en funcionamiento la fotomulta, que esperamos se dé después de octubre, para acabar con la impunidad de los infractores”, expresó Ribera.

Las modificaciones
Debido al cambio de tiempos para pasar en varias intersecciones, el tráfico vehicular se ha trasladado hasta las avenidas Roca y Coronado, Alemania, Mutualista, Paraguá y Guapay, donde en las horas pico se forman filas de hasta 400 metros esperando para ingresar al segundo anillo.


El secretario Ribera, informó de que, a excepción de la Guapay, los otros cuatro cruces que faltan en el segundo anillo serán adecuados a partir de julio, al igual que los de la Grigotá en el tercer, cuarto y octavo anillo.
Para 2018 está prevista la readecuación de los tiempos de cruce en dos puntos: en las avenidas Guapay y segundo anillo, y Virgen de Cotoca hasta el cuarto anillo.


Las intersecciones del segundo anillo que no han sido modificadas, ni existen planes para transformarlas, pues los semáforos nunca fueron de cuatro tiempos, son Centenario, Libertad y Brasil; y las que, por la carencia de vías aledañas para hacer los retornos, no pueden transformarse son las avenidas Tres Pasos al Frente y San Aurelio, que cuentan con tres turnos de paso vehicular; y la avenida La Barranca, que sigue con cuatro tiempos.

En 2016 empezó el cambio
La readaptación de las intersecciones del segundo anillo comenzó el 28 de abril del año pasado, en el cruce de la avenida Santos Dumont, la cual generó confusión en los conductores que causaron trancaderas en avenidas un tanto lejanas, como la Omar Chávez y la Ana Barba.


Estos cambios continuaron en las intersecciones con las avenidas Virgen de Cotoca, que pasó de cuatro a dos tiempos, y Guapay (canal Cotoca), que quedó en tres tiempos.
Posteriormente siguieron los cruces con la Piraí, Busch, La Salle, Cristo Redentor y Beni, donde hubo muchos problemas por el desconocimiento de las rutas de parte de los conductores, en especial del servicio público, que incurrían en infracciones. “Pese al escepticismo de algunos sectores que en un primer momento se quejaron por el congestionamiento en calles aledañas, se demostró que los cambios funcionaron”, dijo Ribera.

Críticas
La fotomulta disgusta a diferentes sectores de transporte, en especial a Carlos Mamani, dirigente de los radiomóviles, que critica la medida y exige que se tapen los baches. “Esa fotomulta no dará resultado si previo no hay educación vial, pues sabemos que las infracciones más comunes son pasar en rojo el semáforo, girar a la izquierda y parar en las franjas peatonales, pero no arreglarán nada cobrando multas caras”, anotó.


Su colega Iris Caballero, de la Asociación Departamental de Radiomóviles, apoya la educación vial y que haya sanciones severas para los peatones. “Esa norma de la fotomulta se debe pulir primero, paralelamente se deben reacondicionar las avenidas, como el segundo anillo”, manifestó.


Para el experto en vialidad Javier Mendívil, en las intersecciones no se han liberado las manzanas ni las calles adyacentes para que los vehículos puedan maniobrar y entrar al sentido que desean en el segundo anillo; si no se lo hace, ningún plan funcionará. 



En esta nota



e-planning ad