SANTA CRUZ

Comunidad de San Buenaventura pone al cepo a su alcalde Javier Delgado


Lo acusan de mentir e incumplir funciones. Tiene pedido de revocatorio. Fue liberado a las horas
 

Es la tercera vez que Delgado se enfrenta al cepo en su gestión
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/02/2018

El alcalde de San Buenaventura, municipio del norte de La Paz, se enfrentó al cepo como castigo por una supuesta mala gestión, lo que lo llevó a estar casi una hora con la pierna atrapada, según confirmó ayer el propio edil.

 En declaraciones a la edición digital del diario EL DEBER, el alcalde de San Buenaventura, Javier Delgado, explicó que “ha sido una total confusión, una tergiversación de la información motivada por personas” que buscan revocar su mandato. Delgado se sometió a esta sanción tradicional a ojos de todos los vecinos el pasado fin de semana, una situación que ya había vivido en 2015 y 2016 en el poblado de Tumupasa, un asentamiento de la etnia Tacana.  El alcalde denunció que no pudo defenderse ya que "estaba prácticamente decidido” el castigo, aunque después tuvo la oportunidad de aclararse y explicar la situación.

 “Tengo los videos en los que me piden disculpas en público. Se trata de una intransigencia por mala información, por desinformación intencionada”, agregó.

 El edil reconoció que accedió al castigo “para que tengan la libertad” de explicarle “cuáles eran los motivos” por los que lo estaban castigando.

 Delgado subrayó que los motivos de la sanción fueron “la manipulación de la información” y destacó que "hay gente que tiene intereses personales, políticos" y que promueve un referendo para revocar su mandato.

 “No estamos hablando de transeúntes, sino de gente que tiene mucho dinero, que tiene empresas, actividades económicas y que han perdido el poder”, apuntó.

 Delgado explicó que sintió “una profunda tristeza de que la población está desinformada", así como que se trató de un castigo “más que físico, moral”. 



 




En esta nota