SANTA CRUZ

Cívico agradece a presos del caso terrorismo por la autonomía


El presidente de la Asamblea se había referido al juicio contra Rubén Costas

En el acto se hizo un reconocimiento póstumo a Pedro Rivero Mercado. Lo recibió su hijo Choco Rivero
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/01/2018

Fernando Cuéllar, presidente del Comité pro Santa Cruz, fue el único de los homenajeados de la autonomía que no forma parte del Movimiento Demócrata Social y al que se le permitió el uso de la palabra. 


“Un reconocimiento y agradecimiento a todos y a cada uno de los hombres y mujeres que aportaron, trabajaron y lucharon con este objetivo, y a todos los que lamentablemente hoy no nos pueden acompañar y se encuentran fuera de nuestras fronteras, a los que siguen presos y procesados por un injusto, ilegal e inventado proceso penal de supuesto terrorismo, mis verdaderos agradecimientos para todos ellos”, dijo Cuéllar. 


Hasta ese momento, la Asamblea Legislativa Departamental había rendido homenaje a los que fundaron la idea de la autonomía en Santa Cruz. Se había referido a personajes que ya han fallecido, como al director de EL DEBER Pedro Rivero Mercado, a historiadores como Alcides Parejas o militares como Lucio Áñez, pero cuando se trató de hablar de perseguidos por la autonomía, Marco Mejía, presidente de la Asamblea, se acordó solo del gobernador Rubén Costas, sus colaboradores y los ex consejeros departamentales que hoy son juzgados por declarar vigente el estatuto luego del referendo de 2008. “Es mejor ser juzgado por obedecer un referendo que por desobedecerlo”, dijo Mejía, en referencia al presidente Evo Morales, a quien se acusa de no acatar los resultados del referendo del 21-F. 


Luego de la referencia de Cuéllar a los detenidos por el denominado caso terrorismo –entre los que se encuentra el segundo vicepresidente del Comité, Zvonko Matkovic Ribera– fue el masista Edwin Muñoz el que se encargó de marcar otra ausencia notable: no estaba Juan Carlos Urenda, el abogado que redactó el primer estatuto. Sin embargo, sí se hizo referencia a Javier El-Hage, que trabajaba con Urenda en ese tiempo y fue el encargado de firmar el memorial que posibilitó que la Corte Electoral aceptara administrar el referendo del 4 de mayo de 2008, que no era reconocido por la Corte Nacional Electoral. 


Urenda después fue secretario de Autonomía de la Gobernación, antes de discrepar ideológicamente con Costas e intentar, sin éxito electoral, competir contra él en la Gobernación. Es uno de los críticos del proceso de adaptación del estatuto.


Tampoco se vio presente en la sala a Germán Antelo, expresidente del Comité pro Santa Cruz, que dirigió la campaña electoral por la autonomía en el referendo de junio de 2006 y que encabezó el segundo cabildo de la ciudad. Luego formó su agrupación ciudadana, fue senador y se alejó de Rubén Costas. 


No hubo ninguna referencia a Branko Marinkovic, presidente del Comité en la época de lucha autonómica más dura, hoy refugiado político en Brasil.


Al final del acto, más de la mitad de los invitados terminaron con una medalla de la autonomía colgada en el cuello y, salvo el asambleísta del MAS, nadie se acordó de nombrar a los grandes ausentes de la constitucionalización del estatuto autonómico. 



 




En esta nota