SANTA CRUZ

Cinco muertes en accidentes ocurridos durante el Carnaval


Arrestaron a 25 personas conduciendo ebrias. Un hombre murió con siete impactos de bala en Cotoca 

Óscar Saucedo Ruiz fue velado ayer por sus familiares. La Policía busca pistas para dar con los asesinos. Foto: Christian Peña y Lillo

01/03/2017

Los accidentes ocurridos el sábado del corso y los dos primeros días de mojazón, han dejado en el departamento un saldo de cinco personas fallecidas. Además, los agentes del Organismo Operativo de Tránsito detuvieron a 25 conductores en estado de ebriedad y atendieron 72 accidentes.


El director departamental de Tránsito, Alfonso Siles, detalló que el sábado del corso se registraron 26 accidentes, hubo tres muertes y seis conductores manejaban ebrios. El domingo, primer día de Carnaval, el número de hechos bajó a 23, 11 ebrios fueron detenidos y una persona falleció. El lunes, segundo día de fiesta, el número de accidentes se mantuvo en 23, los conductores borrachos fueron ocho y una persona perdió la vida tras chocar su motorizado en la ruta que une San Pedro con San Juan del Norte.


El jefe policial lamentó que la cantidad de personas fallecidas como consecuencia de los accidentes se hubiera incrementado, ya que recordó que el año pasado al final de las carnestolendas no se reportaron muertes ocurridas como consecuencia de accidentes de tránsito y añadió que el número de personas detenidas por estar al mando de sus rodados bajo influencia alcohólica también se incrementó, ya que en 2016 solo fueron detenidos 10 conductores borrachos.


Aún falta conocer el balance final de estas fiestas, que cerraron ayer en todo el país con el tradicional martes de challa.

Sereno asesinado
Óscar Saucedo Ruiz, un hombre de 67 años, fue la víctima de un crimen en el municipio de Cotoca, donde murió acribillado la madrugada del lunes en la casa donde trabajaba como sereno.


De acuerdo con los primeros informes policiales y las versiones de algunos familiares de Saucedo, el hombre había compartido el domingo con sus amigos y luego, al final del día, se fue hasta la propiedad que cuidaba en la urbanización Urkupiña.


Allí, alrededor de las 2:00, los asesinos de Saucedo le disparon en siete oportunidades y lo dejaron tendido en el ingreso a la quinta donde trabajaba. El informe forense que se realizó en el cadáver de este hombre, indicó que la causa de su deceso fue la pérdida de sangre producida por las heridas de los proyectiles.


Ernesto Montero, compadre del fallecido, contó que su amigo no tenía problemas con nadie, que era un hombre pacífico y que le sorprendía la violencia con la que actuaron los asesinos.
La Policía ha iniciado las pesquisas del caso para dar con lo autores del crimen. Se colectaron del sitio los casquillos de las balas 



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad