santa cruz

Chiquitanos cumplen siete días a la espera de reunirse con Costas


Este lunes los chiquitanos casi se enfrentaron con un grupo de asambleístas que instalaron otra vigilia exigiendo a los indígenas aceptar reunirse con la Asamblea

El sábado 3 de octubre el gobernador Costas llegó hasta la vigilia para explicarle que la Asamblea Legislativa Departamental es la instancia que puede recibirlos

06/10/2015

La vigilia de los indígenas chiquitanos cumple una semana en las puertas de la gobernación de Santa Cruz, a la espera de reunirse con el gobernador Rubén Costas y no con asambleístas departamentales. Este martes, los protestantes anunciaron que sus medidas de presión serán radicalizadas en las comunidades indígenas.

Alicia Legre, presidenta del comité de marcha de los chiquitanos, dijo que la vigilia no será levantada mientras el gobernador no se reúna con ellos y ofrezca soluciones a los problemas de las comunidades, que exigen una redistribución de las regalías departamentales y ser incorporadas en los estatutos autonómicos.

“No estamos de acuerdo con el modelo 50, 40,10, porque no nos llega más que migajas a nuestras comunidades. Nuestras medidas se van a radicalizar, hoy vamos a acoplar la huelga de hambre hasta ser escuchados, no solo acá en la gobernación sino en nuestras comunidades”, señaló Legre.

Lea tambiénChiquitanos, en vigilia, logran respaldo de masistas

Vigilia de asambleísta fue levantada tras amago de enfrentamiento

Este lunes 5 de octubre, un grupo de asambleístas, seguidores de Costas, decidió instalar otra vigilia en el sitio exigiendo a los chiquitanos aceptar el diálogo con la comisión de la Asamblea Legislativa Departamental; sin embargo, la medida fue levantada tras un amago de enfrentamiento.

Un alcalde se ofrece como mediador 

Gemaín Caballero, presidente de la Mancomunidad Chiquitana y alcalde de San José, dijo que se ofrece como mediador en el tema chiquitanos y que hablará con Rubèn en San Rafael donde hoy se realizan actos celebrando los 200 años de la gesta libertaria de Santa Barbara.

"Me apena que mucha gente sea utilizada. No son todos los pueblos chiquitanos...", dijo y respaldó la fórmula 50, 40, 10 porque en su opinión "funciona y significa hasta 19 veces más de lo que los municipios recibieron".

Agregó que es en el marco y las atribuciones de la Asamblea Legislativa que se debe buscar soluciones.




En esta nota



e-planning ad