SANTA CRUZ

Chau Carnaval, hasta el 11 de febrero de 2018


El entierro del muñeco que simboliza la agonía del Carnaval fue motivo de más mojazón y fiesta en los barrios cruceños. El Carnavalito se vivió más intensamente fuera del cuarto anillo

Hasta el año, Carnaval. Las viudas normalmente son varones disfrazados de mujeres que persiguen en procesión al muñeco con lágrimas de mentira que ahogan con bebidas alcohólicas. Al llegar al lugar del entierro se rasgan sus vestiduras en señal de duelo . Foto: Hernán Virgo
En las provincias. En la localidad de Porongo se vivió una tarde de confraternización. En la plaza principal se dieron cita los vecinos y comparseros para despedir el Carnaval 2017
Sentimientos encontrados. Los integrantes de la comparsa los Jichis, de la Pampa de la Isla, se dieron el gusto por última vez. También enterraron el muñeco y despidieron el festejo carnavalero

06/03/2017

L a festividad de Carnavalito, que se celebra el siguiente domingo después de Carnaval, permite dar el último adiós a la fiesta del dios Momo. Esto se vivió ayer.


En los barrios alejados y en las provincias aún se  vive el Carnaval de antaño, donde la tradición indica que se debe hacer un muñeco de trapo que simbolice al Carnaval que agoniza y se debe bailar por última vez emulando la fiesta grande, y la alegría esta vez terminará con el entierro del falso difunto.


Eso es lo que reviven, año a año, los vecinos del barrio Ambrosio Villarroel (zona aledaña a las Cabañas del río Piraí) desde hace tres décadas. Otros que viven esa misma algarabía son los integrantes de las comparsas de las ciudadelas Andrés Ibáñez, Villa Primero de Mayo y Pampa de la Isla y en Porongo 



En esta nota



e-planning ad