SANTA CRUZ

Carreteras bloqueadas y pocos incidentes en las provincias


El transporte interprovincial suspendió el servicio debido a las movilizaciones. Las instituciones gubernamentales trabajaron, pero con poca asistencia de usuarios


En Buena Vista, pobladores colocaron vehículos, árboles y piedras para cerrar la carretera. Foto: SOLEDAD PRADO
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/07/2019

Desde tempranas horas, decenas de viajeros, con equipaje en mano o a cuestas, se vieron obligados a caminar sobre la carretera bioceánica, debido al bloqueo de la ruta que protagonizaron los pobladores de San Ignacio de Velasco. Similar situación se vivió en la mayoría de los municipios cruceños, donde el paro se cumplió con el bloqueo de rutas y pocos incidentes, como el ocurrido en Yapacaní, donde un grupo de personas afines al MAS presionó hasta que la vía quedó expedita. A pesar de la contundencia del paro en la mayoría de las provincias cruceñas, en Cuatro Cañadas y en San Julián no se hizo sentir la medida, pues los negocios e instituciones públicas abrieron sus puertas de forma normal.

En las fronteras

En Puerto Quijarro, los pobladores bloquearon la ruta que conecta al país con Brasil, atravesando un camión que portaba banderas bolivianas, cruceñas y de color blanco con la inscripción ‘21-F’.



En otro municipio fronterizo, San Matías, el presidente del ente cívico, Ricardo Toro, calificó el paro de contundente. En los municipios del norte cruceño la medida se desarrolló de distinta manera. Por ejemplo, en Montero hubo bloqueo, pero también se atendió en instituciones gubernamentales.

En Portachuelo, el presidente del Comité Cívico, Líder Alba, dijo que la respuesta de la población fue positiva. En Camiri, muy temprano un camión descargó las llantas sobre la carretera y acto seguido miembros del Comité Cívico instalaron un bloqueo en la zona de San José. “Pedimos la renuncia de los miembros del Tribunal Electoral, porque están parcializados con el Gobierno”, expresó el presidente cívico camireño, Carlos Lazarte.

En San Javier las empresas de transporte y los mercados cerraron, mientras que en Ascensión de Guarayos se bloqueó la ruta que une la zona con la capital cruceña, pero en el lado de Beni, la vía quedó expedita. En San Miguel de Velasco la gente se congregó en la plaza principal.

En Puerto Paila el bloqueo de la carretera fue masivo y empezó desde las primeras horas del martes, según los vecinos. No obstante, una situación diferente se vio en Cuatro Cañadas y San Julián, donde las actividades de las reparticiones municipales, centros de salud y entidades bancarias fueron relativamente normales. En Vallegrande y en Mairana, los vivientes bloquearon la ruta antigua a Cochabamba, por lo que a ambos lados de la vía quedaron varados camiones y buses.



Resistencia en Yapacaní

En Yapacaní la jornada transcurrió con algunos incidentes cerca del mediodía. Un grupo de personas afines al MAS llegó hasta el punto de bloqueo de la carretera y con apoyo de los viajeros, obligaron a los manifestantes a despejar la ruta. Además de gritos, hubo empujones y golpes, aunque no se reportaron heridos. Se supo que, por la mañana, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, había instruido a la Policía departamental no intervenir ningún punto de bloqueo para evitar confrontación. Las rutas empezaron a quedar despejadas entre las 17:00 y 18:00, cuando se dio por finalizado el paro.



 




En esta nota