CARNAVAL

Carnaval 2018: La diversión no discrimina las edades


Las comparsas tradicionales y las más jóvenes dieron un espectáculo aparte al público que acudió  al corso, a través de sus vestimentas. Contagiaron su alegría a lo largo de todo el recorrido

Al ritmo de la canción Despacito, los Haraganes abrieron el bloque de las comparsas tradicionales. La agrupación, conformada por 70 socios, cumple 50 años participando en el corso. Foto: Gabriel Vásquez
Leer el artículo Pausar Lectura

11/02/2018

Eran las 21:00 y la banda entonaba la canción más escuchada de 2017, Despacito. Con este tema, la comparsa Haraganes abrió paso al desfile de las más de 90 agrupaciones que participaron del gran corso.

A su estilo, y con mucha alegría, los grupos conformados por jóvenes y adultos se esmeraron por brindar una presentación destacada al público que esperó pacientemente para verlos.

Como ya es habitual, primero hicieron su paso las comparsas tradicionales, que eran más de 50, y que no precisaron fastuosos carros alegóricos ni vestimentas elaboradas para contagiar su alegría a los espectadores.   

Los Tauras, Choris y Haraganes desfilaron con sus tradicionales casacas. Otras, como la Crema Camba, Chichis y Tangas, fueron elogiadas por sus alegorías. En el caso de la primera, en su 35.º aniversario de participación en la fiesta grande, decidió presentarse con una vestimenta alusiva al Festival de Bandas Cruceñas que organiza.

Por su parte, los Chichis optaron por  una temática regional y, además, obsequiaron regalos a los niños a lo largo de su recorrido. Los Tangas, como cada año, llevaron su tarasca para que los chicos disfruten de este tradicional juego cruceño, además de que se vistieron de vendedores de algodón de azúcar, obsequiando a cada valiente que se animaba a entrar al juego.

Continúan con el legado

Las agrupaciones Juventud y Jarana Carnavalera lideraron el tercer bloque con presentaciones impecables, en gran parte por la vestimenta que llevaron.

 Juventud Carnavalera estuvo acompañada de su reina, Eliana González, que saltó acompañada de 60 parejas. Los hombres se disfrazaron de duendes, mientras que las mujeres lucieron tipóis con los colores de la bandera boliviana. Con esto, la agrupación se sumó a la protesta civil en rechazo a la reelección del presidente Evo Morales.

Los  integrantes de Jarana Carnavalera hicieron su paso comandados por su soberana, Camila Lepere. Llamaron la atención de los miracorso al llevar disfraces de domadores de circo.

Buena actuación tuvieron los Vagabundos y Flojonazos, comparsas aspirantes a coronar en 2019, vestidos de motoqueros y con una alegoría con temática ambiental, respectivamente.

También se llevaron nota alta los Taitas,  que rindieron un homenaje a los 20 años de su famosa feijoada, y la comparsa Socios, que recreó un colorido circo.



 




En esta nota