SANTA CRUZ

Caos del Abasto provoca accidente y la muerte de un niño de seis años


La tragedia vuelve a sacar a flote la pugna de comerciantes por copar espacios en las calles para figurar en el censo gremial y beneficiarse con puestos en los mercados

Los comerciantes protestaron en el lugar del hecho. Un concejal denuncia ocupación de calles para obtener puestos en los nuevos mercados

28/07/2017

El pequeño Ronald, de seis años, le dijo a su madre, Vicenta Rodríguez, que quería acompañarla al mercado a vender cebollitas verdes y perejil. También le pidió que le comprara ropa. Ambos salieron a las 2:00 de la madrugada desde su casa, en la comunidad Guapurú, a cinco kilómetros de Cotoca, rumbo al mercado Abasto. 

Ronald no llegó a ver el amanecer. A las 5:30, en medio de la toma de las calles por parte de los comerciantes y el desorden del tráfico en el centro de abastecimiento, el niño fue atropellado por un camión cargado de papa. Su padre, Mario Flores, que trabaja en una empresa avícola, señaló que era el quinto de sus ocho hijos y que estaba en primero de primaria. 

El hecho desató quejas de los comerciantes contra las autoridades municipales por permitir asentamientos ilegales en las calles, reproches a la madre por descuidar al niño, mientras otros responsabilizaban al chofer.  

El accidente 
Según el informe del Organismo Operativo de Tránsito de la Policía, el hecho sucedió cuando el niño dormía en la calzada cubierto con cartones. También explica que se asustó al escuchar el bocinazo que dio el conductor y que corrió hacia abajo del camión Nissan, con placa 3129-YRB, conducido por I.F.B. (40). 
Sin embargo, la madre niega que el niño haya estado durmiendo y dijo que se encontraba a pocos metros de ella. 

Posiciones encontradas

El trágico hecho desató una confrontación entre los comerciantes del Abasto. Adrián Torrico, dirigente de la Asociación 10 de Junio, señaló que desde las 19:00 aparecen en el lugar comerciantes de verduras que se apostan junto al alambrado, en plena calle, para vender sus productos y que están allí hasta las 7:00 del día siguiente. “Les hemos dicho que no se asienten pero nos responden que ellos pagan Bs 10 por estar ahí”, señaló, aunque no precisó a quién les pagan. 

Ángel Cabrera, dirigente de la Cooperativa 21 de Julio, sector tomates, aseveró que en la zona no existen controles de parte de la Alcaldía ni de Tránsito. Además, indicó que comerciantes que tienen puestos dentro de los mercados salen a vender a las calles, saturándolas, por lo que los conductores no tienen espacio para circular. 

Al respecto, Fernando Antelo, secretario de Abastecimiento y Servicios del municipio, afirmó:  “Queremos trasladar este mercado lo antes posible, hasta noviembre o diciembre. Vamos a hacer más controles; los ambulantes no deben estar en lugares peligrosos. Nosotros no autorizamos estos asentamientos”. 
 
Concejal denuncia negociados
Para Tito Sanjinez, el accidente se origina en un negociado entre comerciantes, dirigentes gremiales y administradores de los mercados, para favorecerse con la asignación de nuevos puestos en el traslado de los mercados. “Esto se ha hecho un negocio. Hay complicidad entre un servidor público y un gremial sindicalizado”, dijo. 

Explicó que hay comerciantes que están pagando a los dirigentes para ocupar calles como ambulantes. A su vez, el negocio llegaría a los administradores para que no denuncien estos hechos y que los nuevos asentados sean incluidos en el censo gremial. 
“Voy a pedir un informe para saber por qué el administrador del mercado no denunció los asentamientos. Si lo hubiera hecho, este accidente no habría ocurrido”, apuntó Sanjinez. 
También señaló que similar situación se está dando con las líneas de micros, que se están desdoblando para favorecerse con rutas que pasan por los nuevos mercados. 



En esta nota