SANTA CRUZ

Cambios en la Grigotá obligan a reubicar las paradas de plaza Oruro


Desde ayer no se puede girar a la izquierda en la intersección de la avenida Grigotá y el tercer anillo interno. Las medidas han generado algunas críticas de parte de los dueños de algunas empresas de trufis y de buses cuyas paradas estaban ubicadas en las inmediaciones de la plaza Oruro 

La Alcaldía ha prohibido girar a la izquierda por esta intersección del tercer anillo interno y av. Grigotá

04/08/2017

Los cambios en la circulación de vehículos por la intersección del tercer anillo interno y la avenida Grigotá, que se han implementado desde ayer, también han obligado a reubicar las paradas de buses que se encontraban en la plaza Oruro. 

Ayer, desde tempranas horas, el secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, junto con personeros de la Gendarmería y de la Unidad de Tráfico y Transporte de la Alcaldía, llegó a esta intersección para explicar a los conductores cuáles son los desvíos que deben utilizar para no  girar a la izquierda.

De acuerdo con la explicación de los funcionarios, los transportistas que vienen desde la doble vía a La Guardia y quieren ir al tercer anillo de la zona del mercado Abasto ya no podrán girar a la izquierda sino que ahora deben avanzar una  cuadra hacia el segundo anillo, girar a la derecha, ingresar por la calle Regimiento y salir al tercer anillo por la plaza Oruro para finalmente dirigirse hacia la zona del mercado Abasto.

Los que vienen por el tercer anillo de la avenida Roque Aguilera deben avanzar una cuadra más, doblar por la calle Tristán Roca, luego salir a la avenida Mario R. Gutiérrez y finalmente a la Grigotá. 

Los funcionarios de la Alcaldía también informaron a los peatones de que deben usar el paso de cebra cuando quieran cruzar las vías y que las paradas de micros para ir, por ejemplo, al mercado Abasto o a la zona de Alto San Pedro, ya no estarán en el mismo lugar de antes, sino pasando el cruce de la avenida Grigotá y la avenida Roque Aguilera, es decir, en la esquina de la calle Regimiento. 

Con el fin de que la población se acostumbre a estos cambios, los funcionarios municipales intensificarán la campaña de información, que durará 10 días. 
La campaña incluye la distribución de volantes donde hay gráficos de las rutas que se deben utilizar para circular por el lugar; además, se difunden spots a través de los medios televisivos. Los funcionarios asignados a la zona visten chalecos de color amarillo con plomo, pitos y paletas de señalización del tráfico vehicular para alertar a los conductores del paso de los peatones.

Los comerciantes que instalaron sus puestos de venta en la zona de la plaza Oruro también se quejaron por estos cambios aprobados por el gobierno municipal, pues aseguran que se verán afectados con la decisión de reubicar las paradas de los micros, minibuses y trufis.   

Las críticas
En el primer día de readecuación de esta intersección ya se escucharon algunas críticas por parte de funcionarios de las empresas de buses, trufis y minibuses que transportan pasajeros a la zona de los valles cruceños y a Chuquisaca. 

Estas empresas deben buscar otros lugares para establecer sus paradas, pues ya no está permitido que sus unidades se estacionen en la intersección.

Betty Saavedra, de la empresa Trans Caballero, que presta servicio a la zona de los valles, dijo que el viernes recibió la notificación del municipio para que en un plazo de 10 días se busque otro lugar para fijar la parada. “De manera sorpresiva nos avisaron que en 10 días nos tenemos que cambiar a otro lugar”, dijo la mujer y explicó que, junto con otros dueños de empresas de transporte, buscará un espacio para instalar sus oficinas y no perjudicar a los usuarios.

“Estamos desde hace más de 10 años trabajando en esta zona y de la noche a la mañana nos quieren cambiar a otro lado; esa medida nos perjudica porque nuestros clientes no sabrán dónde ubicarnos”, expresó otra de las encargadas de la empresa Trans Cholanchaicita, que transporta pasajeros a Chuquisaca. 
La funcionaria, que pidió reserva de su identidad, también comentó que las autoridades de la comuna cruceña les han pedido actualizar la documentación que tienen para establecer sus paradas. 

Las otras medidas

En la Secretaría de Movilidad Urbana ya tienen listo el cronograma para hacer las readecuaciones de otras seis intersecciones donde existen embotellamientos por el alto tráfico de motorizados. 

De acuerdo con el plan municipal, el 31 de agosto cambiará la circulación por la intersección del segundo anillo y la avenida Alemania. Ese mismo día también habrá cambios en la circulación del segundo anillo y la Mutualista; para el 28 de septiembre está programado el cambio en el segundo anillo y la avenida Paraguá. 

El 26 de octubre será el turno de la intersección del octavo anillo y la av. Grigotá, mientras que a partir del 23 de noviembre será en el segundo anillo y la avenida Roca y Coronado.

El último cambio del año se hará en el noveno anillo y la avenida Grigotá.  

El objetivo de estas medidas es acortar los tiempos de espera en los cambios de los semáforos y dar fluidez al tráfico vehicular. 



En esta nota