SANTA CRUZ

Cae el presidente de Real América por narcotráfico


La Felcn indica que para cometer este delito creó una empresa de catering como fachada, la cual tenía el mismo nombre de su esposa. Las autoridades policiales indicaron que se incautaron varios bienes, inmuebles y vehículos, todos valuados en casi medio millón de dólares 

La pareja fue detenida y llevada ante una jueza en 2014, pero fue liberada en aquella oportunidad

03/11/2017

El presidente del club de fútbol Real América, Pablo Ramos Lima, guarda detención preventiva en el penal de Palmasola imputado, provisionalmente, por los delitos de transporte de sustancias controladas y legitimación de ganancias ilícitas. Su esposa, Yesenia López Sánchez, ha sido declarada rebelde por la justicia y es procesada por los mismos delitos que su pareja. 

La información sobre este dirigente del ámbito futbolero cruceño y que estuvo a punto de ser candidato a diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en 2014, fue hecha pública ayer por el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Javier Maldonado.

Según la explicación del jefe policial, las investigaciones sobre los supuestos nexos entre el narcotráfico, los negocios y los bienes de Ramos comenzaron en el primer trimestre de 2014. 

En marzo de ese año, la Felcn lo detuvo junto a su esposa en poder de 14 gramos de cocaína, 4 gramos de marihuana, Bs 18.450 y $us 350, a bordo de una camioneta. Aquella vez los llevaron ante la justicia y la jueza Valeria Salas, los liberó.

Sin embargo, cuatro meses después, en julio de 2017, la Felcn comenzó una nueva pesquisa contra la pareja, pero esta vez los indagaron porque supuestamente estaban legitimando ganancias del narcotráfico a través de una empresa que usaban como fachada.


Según el relato de Maldonado, en agosto se hizo el microaspirado a un vehículo de la esposa de Ramos, Yesenia López Sánchez, donde se halló partículas de cocaína dentro del rodado.

Desde aquella vez la investigación se mantuvo abierta y fue recién a mediados de octubre de este año cuando Ramos cayó preso en Palmasola, pero no por sus supuestos nexos con el tráfico de drogas, sino porque debía pensiones familiares y fue detenido y llevado a la cárcel.

Una vez allí los investigadores de la Felcn informaron a un juez sobre sus antecedentes y lo llevaron a una audiencia cautelar en la que se determinó, el 1 de noviembre, su detención preventiva en Palmasola. El director antinarcóticos precisó que en abril de este año Ramos y su esposa ya habían sido declarados rebeldes y que se emitieron órdenes de aprehensión contra ellos por la investigación de legitimación de ganancias ilícitas.     

Millonaria incautación

El director nacional de la Felcn, Santiago Delgadillo, consultado sobre la detención de Ramos, fue escueto y señaló que los informes de Inteligencia de su unidad lo vinculan al narcotráfico y que se han incautado casas y vehículos de Ramos, valuados en cerca de medio millón de dólares. 

La Policía sigue investigando al titular del club Real América, institución que Ramos dijo que compró hace dos años y que en agosto de este año negó haber recibido recursos de un cártel narco mexicano, como se insinuó luego de que el portal Infobae difundió la información de que dinero de los narcotraficantes llegó a Bolivia para comprar clubes de fútbol.



En esta nota