SANTA CRUZ

Buses del BRT comenzarán a operar en diciembre de 2019


Mañana se instalarán las mesas de trabajo para acordar las condiciones de los contratos de concesión de las rutas. En quince días se tendrá el borrador

Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/09/2018

El gobierno municipal de Santa Cruz de la Sierra y el sector transporte tienen previsto comenzar a trabajar desde mañana en mesas técnicas para acordar las condiciones de los contratos de concesión de las nuevas rutas del sistema de Buses de Tránsito Rápido (BRT), que tiene previsto implementar la Alcaldía como solución al modelo actual.

La idea es trabajar inicialmente con los transportistas del primer y segundo anillo y una vez que se dé en concesión esas rutas, ellos puedan adquirir créditos para renovar su flota de micros acorde al nuevo sistema.

Paralelamente, a partir de enero de 2019, la Alcaldía comenzará las obras de readecuación del primer anillo para que once meses después, es decir, en diciembre, comiencen a operar los nuevos buses en lo que será parte de la primera fase del BRT.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, explicó que dentro de quince días se tendrá un borrador del contrato para que luego sea presentado al alcalde Percy Fernández. Una vez que el burgomaestre le dé el visto bueno, se podrá firmar los contratos de concesión con las líneas.

Ribera destacó que las mesas de trabajo son el primer paso para el cambio del modelo de operación, que implica la implementación de rutas articuladas; una tarifa integrada; un modelo de administración público-privado; la dignificación de la labor del conductor, que deberá trabajar solo ocho horas; y sobre un mejor servicio para el usuario, que tomará buses de mayor tamaño (de 60, 80 y 120 pasajeros) en paradas, que estarán ubicadas cada 400 o 500 metros.

Primera fase

El BRT será implementado por fases. La primera se implementará en el primer anillo y en el eje troncal norte-sur, que nacerá en la av. Cristo Redentor (km 11) y llegará hasta la av. Santos Dumont. Para ello, la Alcaldía tiene previsto hacer una intervención “de pared a pared” en el primer anillo, a fin de adecuar la infraestructura al BRT. Esto implica adecuar los carriles del transporte al lado izquierdo y construir paradas de buses, al mismo lado. El plan es que allí ingresen a operar 24 buses, con capacidad de 80 pasajeros, y buses articulados, de 120 pasajeros.

El urbanista Fernando Prado considera que la Alcaldía está comenzando por el final al dar en concesión las rutas. Asegura que el problema del sistema de transporte público debe ser tocado como un todo y no como una parte. “El BRT es un sistema complejo e integrado, no funciona con unas cuantas rutas y líneas”, agregó. improvisación en el tema.



 




En esta nota