Sociedad

Buscan aportes para trasplantar hígados a dos niños con cáncer


El equipo de trasplante confirmó la llegada a Santa Cruz de médicos estadounidenses que harán la operación en mayo

José Andrés con su padre José Alberto Heredia Barrón, son optimistas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/04/2018

Roxana Ribera de Barbery, mujer que comanda desde hace años un trabajo social voluntario en favor de niños desvalidos, inició ayer la campaña para captar recursos económicos de la gente solidaria para costear los gastos de los trasplantes de hígado a dos niños con cáncer, cuyas familias carecen de dinero.

Las intervenciones quirúrgicas para los respectivos implantes de órgano a Miriam Terrazas Ventura, de un año y medio de edad, y a José Andrés Heredia Urdininea (6) no tendrán costo puesto que los equipos médicos de Santa Cruz y de los EEUU no cobrarán un peso. Sin embargo, se requerirán por los menos $us 25.000 para la adquisición de material y medicamentos.

Los médicos Freddy Gutiérrez, jefe del equipo de trasplante de hígado en Santa Cruz, y Ever Escobar, hepatólogo director de la Clínica del Hígado, señalaron que se utilizará en las operaciones una solución de preservación de órganos que se debe comprar en el exterior a un costo de $us 700 por litro y se necesitarán cuatro litros por cada paciente.
Asimismo, la albúmina debe ser traída del extranjero a un costo mínimo de $us 4.000; los hilos quirúrgicos se comprarán en $us 6.000, pues se requerirán al menos dos cirugías en cada paciente y una en cada donante, además de que se necesitarán entre 30 y 40 donantes de sangre.
Aparte, los trasplantados deberán tomar de por vida medicamentos inmunodepresores, que se encargan de ‘engañar’ al organismo para que acepte el nuevo órgano.

Miriam es la última de siete hijos de Leonardo Terrazas Velásquez y Leonilda Ventura Putaré

Roxana Ribera espera que las personas de buen corazón hagan llegar sus aportes llamando a los teléfonos 609-41201 (celular) y 330-3773.

El cáncer hepático ha reducido al mínimo las posibilidades de vida de Miriam Terrazas y de José Andrés Heredia Urdininea, por lo que el única opción para recuperarse es el trasplante de hígado.

Se prevé que las cirugías se lleven a cabo por primera vez en un establecimiento público como el Hospital de Niños Mario Ortiz. Empero, se espera que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) dé el visto bueno habilitando dicho nosocomio.



 




En esta nota