SANTA CRUZ

Barrios alejados vivieron la jornada con tranquilidad y hubo atención en varios mercados


Mientras más lejos del centro de la ciudad la gente no acató el paro, realizó sus actividades con normalidad; además, ante la falta de micros hubo motos y trufis

Un bloqueo fuera de lo común protagonizaron los vecinos del barrio Los Andes, en el D-7, utilizaron los carretones carnavaleros para bloquear
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/02/2018

El paro cívico se vivió con mucha intensidad en los barrios situados más allá del cuarto anillo, en especial en los distritos 5 (norte), 7 (Villa Primero de Mayo), 8 (Plan Tres Mil) y 9 (sur), donde los vecinos se encargaron de bloquear avenidas y calles con sus vehículos o con ramas, troncos, piedras, escombros y llantas.

En contraste, en las zonas periféricas, como Los Lotes (D-12), El Bajío (D-10) y los alrededores de los mercados Los Pocitos, Guapurú, La Campana y El Bajío las actividades de los habitantes fueron normales, incluso se vio circulando micros, además de taxis, trufis, minibuses y motocicletas.

La antigua carretera al interior, entre el kilómetro 6 y el 13, desde temprano fue obstruida por los grupos de manifestantes, pero antes de media mañana fue desbloqueada pacíficamente por la Policía para permitir el ingreso a la ciudad de los autobuses de pasajeros provenientes de Tarija, Chuquisaca y el sur de Potosí, así como también de los camiones de alto tonelaje que, sin embargo, no pudieron cruzar más allá del sexto anillo; esto obligó a los viajeros a caminar varios kilómetros con su equipaje, causando molestia.

Luis Peralta comentó que venía desde Tarija y que en el kilómetro 13 de la vía a La Guardia hasta el quinto anillo y la avenida Santos Dumont, entre las 5:00 y las 11:00, tuvieron que lidiar y negociar en seis puntos de bloqueos hasta que no pudieron pasar para llegar a la terminal Bimodal.

“Hubo mucha gente borracha e intransigente en los bloqueos. Alrededor de 50 flotas que no dejaron llegar. Hay mucha gente con niños”, anotó molesto el viajero.

Entusiasmo

Exactamente a la medianoche, en las zonas norte y este, en el cuarto anillo entre las avenidas Cristo Redentor y Virgen de Cotoca, los manifestantes comenzaron a tomar las rotondas y a detonar cohetes para iniciar la vigilia.

En las primeras horas de la mañana los puntos de bloqueo estaban establecidos, hubo poca circulación de vehículos y también se vio a personas en estado de ebriedad. En los barrios fuera del cuarto anillo los bloqueos eran cuantiosos, pues era difícil andar más de cinco cuadras sin encontrar alguna barricada.

En el D-10 las actividades se de-sarrollaron en los alrededores del mercado del km 6, pues en los barrios de la zona la gente no salió a realizar sus tareas diarias, pero tampoco bloquearon.

En la avenida Moscú, entre el sexto y octavo anillo, solo se establecieron dos puntos de bloqueo, a diferencia de la Miguel de Cervantes, donde la medida fue contundente que no dejó bocacalle sin ser obstruida. En la urbanización España un grupo de mujeres, encabezadas por Marcia Leigue, Lucy Canido, Jenny Guzmán y Maryory Vaca, se uniformó con poleras con la leyenda Bolivia dijo No, recordando el 21 de febrero de 2016. Además, prepararon un locro en una olla común para todos los manifestantes del D-9.

En el barrio Los Andes del D-7 los residentes, al mando de Andrés Romero, usaron varios carretones del corso de Carnaval de las ciudadelas para obstaculizar la avenida 16 de Julio.

Mercados abiertos

En los mercados Los Pocitos, La Campana y Guapurú, en el Plan Tres Mil; Lazareto, en el D-2; Nuevo Palmar, Fortaleza y El Fuerte, en el D-12; los gremiales atendieron normalmente y, ante la ausencia de micros, los minibuses, toritos y mototaxis, hicieron su agosto.

Contrariamente, los mercados Modelo del Plan Tres Mil, Coarcos de la Villa Primero de Mayo, El Bajío y El Paraíso no abrieron, lo que fue aprovechado por los ambulantes para captar clientes.

La jornada

Apoyo al Gobierno

Un grupo de militantes del MAS se reunió en la rotonda de El Mechero (D-8) ondeando banderas de su partido y wiphalas; a medio kilómetro al sur había un punto de bloqueo en apoyo al 21-F, pero no hubo choques.

Bicicletas por doquier

En el cuarto anillo y av. Santos Dumont, hasta media mañana, en su taller, Carlos Aguilar, arregló un centenar de bicicletas.

Intransigencia

Entre los barrios Olender y Cañada El Carmen, en la radial 10, muchas calles fueron obstruidas y los obstinados vecinos no dejaban pasar ni a la prensa.

Bandera gigante

Los bloqueadores del barrio Tierras Nuevas El Carmen, en la av. Moscú, usaron una tricolor grandísima para tapar la calle.

 

Seguidores del MAS se posicionaron en la rotonda del Plan Tres Mil


 




En esta nota