SANTA CRUZ

Baches, hundimientos y falta de losetas afectan a vías del casco viejo


Con más de 50 años de uso, las filtraciones del drenaje pluvial, de la red de agua potable y del alcantarillado son las causas. Saguapac y la Alcaldía arreglan los daños

En la esquina de las calles Moldes y Cochabamba, estas losetas removidas son un peligro. Su antigüedad hace que sea necesario un cambio

05/11/2017

El tiempo y el uso han hecho mella en las losetas que cubren las calles y en las redes de agua potable, de alcantarillado sanitario y de drenaje pluvial subterráneos dentro del segundo anillo. Es por ello que se ven calles hundidas y con baches cerca de las bocatormentas, a raíz de ello deben ser reparadas por la cooperativa Saguapac y por la Alcaldía.

Han pasado 51 años desde aquel histórico 16 de septiembre de 1966 cuando fue colocada la primera loseta tipo blokret en el corazón de Santa Cruz de la Sierra.  En ocho días, es decir, hasta el 24 de septiembre de 1966, fue completada la primera cuadra con losetas, que comprendía la acera oeste de la plaza principal. Comandado por el entonces Comité de Obras Públicas, el trabajo fue intenso, pues en 1971 todas las calles dentro del primer anillo estaban enlosetadas.

La misma entidad encargada del desarrollo cruceño inició, en 1969, la instalación del alcantarillado sanitario y de la construcción del drenaje pluvial.
Al ver estos problemas, hay voces disonantes que promueven la desaparición de las losetas en favor del pavimento rígido, pero el escritor de temas históricos Ángel Sandóval pide conservarlas.
 
“La loseta es un símbolo en la memoria colectiva de la gente. Apoyo que se conserve ese estilo en el casco viejo. Poner asfalto significaría borrar la historia de los inicios del desarrollo urbano de nuestra ciudad. Lo que se debe hacer es aplanar el terreno con el tratamiento adecuado, como se hizo en 1966”, indicó Sandóval.
Desgaste
Más de medio siglo de uso por el tránsito de más de 400.000 vehículos han dejado su marca en las losetas, que precisan ser cambiadas. Lo mismo pasa con el drenaje pluvial y el alcantarillado sanitario, que constantemente tienen filtraciones que causan hundimiento y baches en las calles.

El secretario de Obras Públicas de la Alcaldía, Freddy Arauco, reveló que está en licitación el arreglo de calles por alrededor de Bs 35 millones, especialmente las que tienen losetas, de las cuales se cambiarán tres kilómetros. “Las losetas del centro están muy delgadas por el uso, ni bien se adjudique la empresa deberá entrar a trabajar para que en enero o febrero de 2018 las cambie”.

Para la reparación del drenaje pluvial subterráneo hay una licitación en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), con un costo de Bs 158.872, y, según el cronograma, podrá ser adjudicado hasta mediados de diciembre. Arauco añadió que su meta es cambiar todo el drenaje pluvial, el alcantarillado sanitario y las losetas del casco viejo hasta 2020.

El encargado de Relaciones Públicas de Saguapac, Luis Emilio Vargas, dijo que el gran problema del alcantarillado en el centro son las conexiones cruzadas, pues los dueños de casa unen los desagües de lluvia con las aguas servidas, aumentando la presión, lo que hace aparecer sifonamientos y hundimientos. 
“Saguapac asume sola los arreglos de calles, pero debería ser con la Alcaldía, lo cual no se da, pero esperamos que podamos coordinar”, añadió Vargas.

Críticas
Sin embargo, estos hundimientos dan mal aspecto al centro de la urbe, por ello el arquitecto y exmiembro del Comité Técnico Departamental Carlos Barrero aseguró que los daños se deben a la falta de gestión municipal, que no hace el mantenimiento adecuado. “Las juntas de las losetas se deben pegar con alquitrán para evitar que el agua se filtre porque debajo hay arena y logra hundirla”, expresó.
 


En esta nota



e-planning ad