SANTA CRUZ

Alumnos del colegio Arturo Medeiros pasan clases en el suelo


Jóvenes de secundaria buscan su comodidad para captar las enseñanzas. La Alcaldía se apuró para entregar ayer por la tarde 400 pupitres reciclados. Hubo recortes del personal de limpieza y de seguridad


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/03/2019

Pese a la incomodidad por estar sentada en el piso y con la espalda apoyada a la pared, Diane Bazán (14) y su compañero Devin Cartagena (16), del tercero de secundaria, no perdieron la concentración de la clase de Estudios Sociales de la que participaron ayer en una de las aulas del colegio Arturo Medeiros, situado al final de la radial 26, en el distrito 5. Sin embargo, el nuevo edificio tiene una falencia, pues a más de un mes de iniciado el año lectivo, no cuenta con pupitres.

Cansados de peregrinar ante la subalcaldía del distrito 5 y ante otras autoridades correspondientes, los padres de familia procedieron a bloquear la vía para presionar y ser escuchados.

Dámarys Flores, presidenta de la junta de padres de familia, recordó que desde hace un año alertaron a las autoridades pertinentes de la comuna de que podrían quedar sin mobiliario y de que los maestros no son suficientes, por ello estaban pagando Bs 15 por cada alumno, situación que ahora se ha agravado porque deben cancelar Bs 25 y hay familias que tienen hasta ocho hijos en esa unidad educativa, que acoge a 801 alumnos en inicial, primaria y secundaria.



Otros padres, como Josué Flores, Florinda Vedia, Elsa Justiniano, Carmen Cuéllar y Daniel Gonzales, denunciaron que el municipio ha recortado el personal de limpieza y tampoco les ha asignado gendarmes para que cuiden del asecho de los malvivientes, que son muchos por ese barrio, que está cercano a la orilla del río Piraí.

“Ha quedado una persona de limpieza y solo lo hace en los pasillos, las aulas y baños deben ser aseadas por los mismos alumnos y por los padres que tienen tiempo”, indicó Elsa Justiniano, que tiene cuatro hijos estudiando en el establecimiento.

El concejal de UCS, Johnny Fernández, enterado de esta serie de irregularidades, manifestó que pedirá sendos informes a los responsables de la asignación de personal de limpieza y de seguridad, pues tiene conocimiento que hay una treintena de colegios en la misma situación.

“No puede ser que con un POA de Bs 4.000 millones para esta gestión, es decir, Bs 300 millones más que en 2018, y que la Alcaldía haya disminuido el personal en los colegios, alguien debe explicar esto”, aseguró el concejal.



Explicaciones

En lo que respecta a la dotación de mobiliario, la secretaria de Administración y Finanzas de la comuna, Sandra Velarde, pidió calma a los padres, asegurando que en el transcurso de la semana llevarán 400 pupitres que saldrán del centro de reciclaje, y otros 600 serán entregados desde los próximos días a las demás unidades educativas.

A raíz de que la protesta se hizo grande en los medios de comunicación y en las redes sociales, la comuna adelantó la entrega de pupitres ayer, casi al caer la tarde.

“Pido a los maestros no exponer a los alumnos y sentarlos en el suelo como forma de protesta, solo para que salgan en las fotos”, manifestó Velarde.

En lo concerniente a la asignación de gendarmes para dar seguridad, tanto de día como de noche, el director de Seguridad Ciudadana, Diego Clavijo, refirió que debido al recorte presupuestario fue disminuido el batallón de gendarmes, por lo que se darán prioridades. “Veremos de destinar un guardia para el turno nocturno que es cuando puede darse algún ataque vandálico. Son alrededor de 280 unidades educativas que dependen de la Alcaldía y si asignamos tres por día, pues son tres turnos, son 900 gendarmes”, explicó.



Referente a las horas deficitarias de los docentes, que son 404, que los padres piden urgente solución para no sacar de su bolsillo, se dijo que la reunión no se dio con el director de educación del distrito1, Trifón Zambrana, porque estaba de cumpleaños.



 




En esta nota