SANTA CRUZ

Alumnos de San Juan aplicaron con éxito un premio internacional


‘Cosecharon’ agua de lluvia que luego usaron para los cultivos de verduras y hortalizas; en enero viajarán dos chicos a Abu Dabi para explicar los resultados

Fabio López muestra los huertos cultivados con agua de lluvia. Él y otra alumna viajarán a Abu Dabi. Foto: Hernán Virgo

11/12/2017

No cabe duda de que cuando hay estímulo de las autoridades y cuando el medio social en que se desenvuelven es propicio, los estudiantes se tornan creativos, productivos y sensibles con el medioambiente. Es lo que sucede con los alumnos del colegio Sagrado Corazón IV, perteneciente a Escuelas Populares Don Bosco, del municipio de San Juan, los que han aplicado un proyecto sociocomunitario productivo denominado Escuela hacia la sustentabilidad aprovechando el agua y el sol.

El proyecto fue concebido por el exalcalde de San Juan Katsumi Bani, siendo implementado por el plantel docente y los alumnos de la unidad educativa, lo que le valió ganar a principios de año el galardón internacional Zayed Future Energy Prize (Premio Zayed de Energía del Futuro), que se otorga anualmente en Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), del cual obtuvieron $us 100.000, que fueron ejecutados en cinco fases.

El galardón, que lleva el nombre del jeque Zayed bin Sultan al Nahyan, el fundador de ese país asiático, el cual fue ferviente defensor del medioambiente, reconoce y premia la excelencia en el ámbito de las energías renovables y la sostenibilidad. El colegio Sagrado Corazón IV se impuso en la subcategoría continental de América ante otros establecimientos de Brasil, México y Colombia.

Ejecución del premio
Dos estudiantes, Keyla Torres y David Negrete, que acaban de salir bachiller, fueron los encargados de viajar a EAU para recibir el trofeo y así asumir el compromiso de ejecutarlo.

Iniciado el año escolar, bajo la batuta de maestros de física, química y otras materias, como Pedro Velásquez y Enrique Medrano, los chicos iniciaron la construcción de tres tanques de almacenaje y la red recolectora de agua de lluvia, la cual se convirtió en la fuente de producción hortícola, cosechando tomate, pimentón, lechuga, pepino, frejol, remolacha, repollo, camote, cebolla, zanahoria y maíz, entro otros.

“Se busca que los estudiantes impongan en sus casas los huertos autosustentables, que sean orgánicos, incluso hasta el agua que usan”, dijo Velásquez.

En cuanto a la producción de energía eléctrica con base en la luz del sol, fueron instalados 80 paneles, cada uno con capacidad de producción de 350 vatios, generando 28.000 vatios, de los cuales solo el 10% es aprovechado por el establecimiento.

“No se almacena energía eléctrica porque las baterías que se deben usar producen dióxido de carbono, solo se aprovecha lo que se genera en el día; pero hemos logrado bajar la factura de consumo de Bs 1.975 a 625. Tenemos un transformador inteligente que en días nublados o de lluvia se conecta con la red de CRE”, explicó el profesor Medrano.

Alumnos estimulados
La directora del establecimiento, Mercedes Almendras, es una de las permanentes animadoras para que los alumnos se involucren en los proyectos, por ello, en enero de 2018, acompañará a Fabio López y Alejandra Padilla, de quinto de secundaria, hasta EAU, donde expondrán los resultados del plan. “Ser parte de la aplicación de este proyecto me ha estimulado para estudiar Agronomía o Ingeniería Ambiental”, indicó el alumno López.
“Es como rendir un examen de lo que se propuso y cómo se invirtió el dinero que desembolsaron”, acotó Padilla.

Entorno productivo
En la localidad de San Juan, fundada como colonia japonesa en 1955, y que en 2001 se convirtió en municipio, sus 10.000 pobladores están dedicados a las actividades agropecuarias, por ello son líderes en la producción de arroz, soya, maíz y de huevos de gallina.

La mística y el trabajo tesonero de los habitantes de esa región se ve reflejado en la educación que se imparte en los colegios, como el Sagrado Corazón IV, que desde este año otorgará el título de técnico medio a sus bachilleres, donde los alumnos realizan tesinas que serán defendidas para pasar de grado, todo enmarcado en la Ley de Educación 070, Avelino Siñani y Elizardo Pérez.



 




En esta nota