SANTA CRUZ

Altas temperaturas, el viento y la sequía son las causas de incendios forestales


Hay peligro en zonas remotas de los municipios de San José de Chiquitos y de Vallegrande, donde personal de la Gobernación está listo para ayudar a aplacar las llamas. El incendio en el municipio tarijeño de Padcaya fue controlado

Cerca de la localidad de La Angostura, en El Torno, el fuego se descontroló y arrasó al monte

07/10/2017

Las elevadas temperaturas reinantes en la región sumadas a la falta de lluvias y a los fuertes vientos son las causantes de una serie de incendios forestales que tienen en vilo a varios municipios cruceños, en especial en la localidad vallegrandina de Masicurí, en el área protegida Río Grande-Valles Cruceños, donde hace cuatro años hubo un gran siniestro que obligó a poner a buen recaudo a la población de las localidades y comunidades vecinas.

En la Dirección de Recursos Naturales (Direna) de la Gobernación los técnicos monitorean a toda hora los satélites para conocer el avance de las llamas en distintos puntos del departamento, pues las quemas llegan a 123, de ellas 93 se originaron ayer y 30 son del jueves.

La directora de Direna, Yandery Kempff, explicó que la alerta naranja decretada es porque el 58% del departamento de Santa Cruz está en riesgos extremos y altos  de sufrir incendios forestales. “El clima no ayuda, pues según pronósticos recién se esperan lluvias poco torrenciales para el jueves y viernes de la próxima semana; y el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) prevé que las temperaturas serán más elevadas de 35º C”, añadió.

Actividad

La alerta fue dada en las primeras horas de ayer por el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif) al municipio de San José de Chiquitos, pues al sur, en una zona remota por donde se puede ingresar a pie durante cuatro horas, se vio humareda, confirmándose quemas, por lo que esperan que el fuego no amenace a la comunidad Peniel, que pertenece a Roboré.  

“Por el momento estamos esperando la evaluación de los municipios involucrados y las medidas que tomarán. La Gobernación está al pendiente de la solicitud de apoyo, aunque normalmente se da prioridad a las zonas donde hay amenaza a  poblaciones, cultivos, infraestructura y otros”, dijo Kempff. 
Por su parte, en el municipio de Vallegrande, en Masicurí, Direna envió a 10 personas para apoyar a los guardaparques del área protegida, pues el incendio lleva cinco días en actividad.

En la misma zona, en el río La Pesca, un área muy remota cerca del límite con Chuquisaca, a la que se puede ingresar a pie durante 10 horas, también se ha detectado fuego. 

“Recomendamos a los campesinos que no comiencen a chaquear, pues no es temporada, deben esperar que haya una lluvia fuerte, esto es para evitar los incendios descontrolados”, indicó Roberto Montaño, responsable de la reserva protegida Río Grande-Valles Cruceños.

En la localidad de La Angostura, perteneciente a El Torno, personal del municipio y de la Fundación Cross, lucharon durante varias horas para aplacar las llamas. Según el secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación, Enrique Bruno, también hay fuego en algunos puntos de Samaipata y en la serranía de
Parabanó, en Cabezas, a los cuales enviará personal especializado.
Tarija

En cuanto al siniestro que durante cuatro días amenazó al municipio tarijeño de Padcaya, recién ayer logró ser controlado por los bomberos y militares del Grupo Aéreo 94 que trabajaron intensamente durante dos días. La evaluación preliminar es de 1.000 hectáreas quemadas.



En esta nota