SANTA CRUZ

Antigua terminal será recuperada y le agregarán una plaza y guapuruses


Durante 20 años fue el centro de partida y de llegada de buses de pasajeros, el mismo que será inmueble histórico. Fue diseñado por Sergio Antelo, en los años 70

El edificio, construido en los años 70, recobrará su antiguo esplendor
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/04/2018

La mole de hormigón armado, que durante dos décadas albergó a los buses de servicio interprovincial e interdepartamental, volverá a recuperar su brillo, esta vez como un centro cultural, turístico y artesanal, al que la Alcaldía le agregará una plaza, una fuente de agua y un mural sobre la calle Isoso. 

La restauración de la edificación, que fue diseñada a principios de los años 70 por el arquitecto Sergio Antelo, la cual está situada en un punto estratégico entre las avenidas Cañoto e Irala, será parte del potenciamiento de 50 manzanas de los alrededores del mercado La Ramada que serán recuperadas una vez que se inicie el traslado, a partir del 30 de noviembre.  

El proyecto fue presentado por la presidenta del organismo deliberante, Angélica Sosa, en la sesión de ayer del Concejo Municipal, desarrollada en el parque Los Mangales, de la que nuevamente fue partícipe el alcalde Percy Fernández. 



Historia

El edificio de la antigua terminal de ómnibuses fue denominado Gral. Julio Prado Montaño, un excombatiente de la Guerra del Chaco de destacada actuación en las instituciones públicas cruceñas, entre ellas la Alcaldía de la ciudad, cuando se inició la obra, en 1972. 

Su hijo, el urbanista Fernando Prado Salmón, recordó que su colega, formado en Brasil, Sergio Antelo, trajo esa tendencia de estilo de arquitectura del vecino país. “Se trata de un movimiento arquitectónico moderno con mucho voladizo y hormigón, pero de formas geométricas sencillas. La parte de abajo del edificio estaba destinada para el parqueo de los buses, mientras que en las dos plantas superiores se distribuían las oficinas de las flotas y hacían de mirador”, acotó.

En el plano regulador de 1970, el edificio estaba proyectado en el lugar donde se construyó.

El escritor Ángel Sandóval Ribera recordó que la antigua terminal sirvió para resolver el problema del transporte interdepartamental durante dos décadas.  

Por su parte, el desaparecido escritor Ernesto Zambrana Cascales, en su obra La historia a través de las calles de Santa Cruz de la Sierra, anota que el edificio, situado en el cuadrante cuatro de la zona central, es decir, dentro del primer anillo, fue denominado oficialmente Julio Prado Montaño en su inauguración, el 21 de mayo de 1978.

El proyecto

La secretaria de Planificación de la comuna, Sandra Velarde, explicó que se hará un análisis de las dos plantas del edificio porque en ellas se abrirán espacios para la cultura del oriente con exposiciones de arte y talleres artesanales. 

Las tareas de readecuación comenzarán en seis meses, para construir una plaza llena de plantas de tutumo y de guapurú, además de colocar una fuente de agua y construir un mural que será encargado al artista Lorgio Vaca.

Por último, el burgomaestre sugirió que se debe contactar al autor, Sergio Antelo, para que proponga ideas de cómo recuperar y mejorar el edificio.  

Los cambios

El inmueble
El movimiento moderno surgió entre los años 50 y 70, de allí emergió el estilo brutalista, que fue muy usado por el arq. suizo Le Corbusier. A esta corriente pertenece la antigua terminal.

Ornamentación
La Alcaldía tiene previsto arborizar la manzana con tutumo y guapurú, a los que agregará una fuente de agua, dejando la edificación para diversas actividades culturales.

Gendarmería
La guardia municipal será desalojada, para ello la comuna se dio un plazo de seis meses para construirle un cuartel en el tercer anillo externo, entre las avenidas Mutualista y Paraguá.





 




En esta nota