SANTA CRUZ

Al día Santa Cruz registra 5 casos de rabia canina


El Sedes reporta 213 casos en el departamento, de los cuales 184 son de la ciudad. Esta cifra es cinco veces superior con relación al 2016. 
En temporadas bajo control había semanas sin casos.

Los perros sin dueño deben buscar su alimento en la basura. Foto: EL DEBER

27/05/2017

La rabia canina no da tregua en  Santa Cruz, donde por día se registran entre cuatro y cinco casos positivos, en su mayoría en la ciudad capital. Esta situación ha obligado a las autoridades locales a prohibir la comercialización de perros y gatos y, además, recomiendan a la población abstenerse a adoptar mascotas de la calle hasta que se logre controlar la epizootia que azota al departamento.

Los últimos reportes del Servicio Departamental de Salud (Sedes) dan cuenta de que en la última semana hubo 24 casos positivos, por lo que la cifra de confirmados subió a 213 en toda la región. De estos, 184 son de la ciudad capital y 29, de las provincias. La cifra en la urbe es casi cinco veces más en comparación con los cinco primeros meses de 2016.

El responsable del programa Rabia del Sedes, Johnny Ruiz, indicó que, en promedio, se reportan cada día entre cuatro y cinco casos en el departamento.
Sin embargo, el dato alentador es que la epizootia de rabia ha ingresado en una fase de meseta, es decir, que se mantiene estable y se espera que en las próximas semanas comience a descender, con los resultados de la vacunación antirrábica realizada a principios de mes.

En los picos más altos de la epizootia hubo semanas en las que se registraban hasta siete casos de rabia por día y en anteriores años, cuando la situación estaba bajo control, había semanas donde no se registraba ni un solo caso.

“Se espera que en las próximas semanas se experimente un descenso, lento, porque después de la vacunación deben pasar tres semanas para que el animal vacunado desarrolle el anticuerpo específico contra la rabia y quede protegido contra esta enfermedad”, dijo Ruiz.

Indicó que desde distintos puntos de la ciudad y de las provincias llegan muestras para ser procesadas, lo que demuestra que la gente ha empezado a tomar conciencia y está informada de lo que debe hacer cuando observa cambios en el comportamiento de su mascota. 
“La gente ya está cumpliendo con su responsabilidad de reportar el caso al centro de salud más cercano, a su clínica veterinaria o al albergue de animales del gobierno municipal”, añadió. 
También se han dado casos en los que los dueños llevan la muestra de la cabeza del animal al centro de salud, que la deriva al Lidivet para que se hagan los exámenes correspondientes y verificar si el animal tenía rabia.

“Lo bueno es que la gente ya sabe lo que debe hacer. Llevan a las mascotas a sus veterinarias y estas, una vez que el animal fallece, envían las muestras para que se hagan los estudios. Se está dando cumplimiento a la vigilancia activa”, dijo Ruiz.

Aunque el riesgo de rabia está en toda la ciudad, de donde más se reportan casos son de la Villa Primero de Mayo, de Los Lotes, de la avenida Virgen de Luján, de la zona norte y del Plan Tres Mil. A estos sitios han enviado brigadas para hacer una ‘revacunación’ de los animales en la etapa de consolidación de la campaña de vacunación masiva, informó el secretario municipal de Salud, Fernando Mustafá.

Prohibiciones 
El secretario municipal de Salud recordó que está vigente la prohibición de la venta de perros y gatos en la jurisdicción de Santa Cruz de la Sierra hasta que se logre controlar la epizootia de rabia.
Mustafá anunció que desde la próxima semana se reforzarán los controles para sancionar con el decomiso de animales y con procesos penales a los propietarios de los negocios que incumplan la restricción. Ayer, los funcionarios municipales continuaron entregando notificaciones a los dueños de estos comercios. Desde el jueves hasta ayer, unos 50 negocios habían sido avisados en distintos puntos de la ciudad.

Mustafá insistió en que, como parte de las acciones de control, desde el lunes de la próxima semana se pedirá apoyo a la Policía y a la Fiscalía para realizar operativos conjuntos, y abrir procesos penales por atentado a la salud, a los que sigan vendiendo perros. 

En un recorrido que hizo El DEBER Radio por la avenida Tres Pasos al Frente, uno de los lugares donde se entregaron notificaciones, no se encontraron perros ni gatos en exposición. Algunos propietarios de negocios indicaron que acatarán las restricciones, pero se quejaron por los daños económicos que les deja esta pausa en la venta de mascotas. 
Algunos refirieron que después de ser notificados devolvieron los perros a sus dueños, pues solo ganan una comisión por la venta de las mascotas.

“A algunos los he devuelto a sus dueños y a otros los he llevado a sus casas. Económicamente esto nos ha perjudicado un poco, pero estamos acatando la norma”, expresó Álex Arroyo, una de las personas que se dedica a este negocio.
Por otro lado, el responsable de Rabia del Sedes pidió a la población cruceña, por el momento, abstenerse de adoptar mascotas o recogerlas de las calles para darles un hogar, por el riesgo de rabia.
“Pedimos el apoyo de la población para que esta pausa tenga resultados. Recoger perros de la calle para darles un hogar es medida muy riesgosa porque el animal puede estar incubando el virus (incuba entre 30 y 60 días) y, por más que se le aplique la vacuna, va a desarrollar la enfermedad. Puede estar llevando un animal con el virus y contagiar a sus otras mascotas y, lo que es peor, poner en serio riesgo a la familia”. 



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad