SANTA CRUZ

Abren paso de 190 m para vadear el río Piraí por la avenida Busch


La Alcaldía de Porongo se unió con el Searpi y los dragueros para construirlo

Camionetas y vehículos 4 por 4 podrán usar la nueva vía para cruzar el río
Leer el artículo Pausar Lectura

18/03/2018

Como la restauración del puente Mario Foianini, que une la capital cruceña con el Urubó, fue entregada el viernes por la tarde, y para evitar los congestionamientos vehiculares y sobrecarga del viaducto, el municipio de Porongo terraplenó con colchonetas de piedras el antiguo puerto de cruce sobre el río Piraí, pero solo para que sea transitado por camionetas y vehículos con doble tracción.

Las asociaciones de explotadores de áridos de Porongo hicieron su aporte con 150 metros cúbicos de piedra y se tuvo el asesoramiento técnico del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) para construir el colchón de cuatro metros de ancho por 190 de largo sobre el lecho del río, al cual le dieron un año de garantía antes de cualquier reparación.   

Costo 

El director del Searpi, Luis Ernesto Aguilera, reveló que la obra tuvo un costo de Bs 100.000 y servirá para descongestionar el único viaducto en uso que une ambas orillas del Piraí.

“Este camino de piedras es estable, aunque hemos visto que en algunos tramos el agua lo ha sobrepasado, por ello el martes haremos unos ajustes para que quede al 100% y dure por lo menos un año”, indicó Aguilera.

El ejecutivo del Searpi agregó que este sector es el más apto para la construcción de otro puente, pues es más recto hacia el cuarto anillo y la avenida Busch, y porque no se daña mucho al medioambiente. “Se puede aprovechar de poblar el área con árboles más frondosos que resistan ante cualquier crecida del río”, agregó Aguilera.

Porongo 

Johnny Melgar, secretario de Gestión del municipio porongueño, refirió que tardaron 10 días en habilitar este paso, donde las colchonetas de piedra están afianzadas en arcilla y no se convierten en dique para la corriente del río. 

“Con los explotadores de áridos hemos acordado controlar que no pasen vehículos de alto tonelaje para que no destruyan este paso”, acotó el funcionario. 

Rafael Pinto, representante de los transportistas, recordó que este cruce era el antiguo puerto entre la ciudad y las comunidades de Los Batos, Tarumatú y otras del municipio de Porongo, antes de que se construya el puente.



 




En esta nota