EL DEBER RURAL

Tucuras llegaron como nube negra


Impacto. Teodora Gonzales lloró porque los insectos se comieron “el poquito maíz” que sembró en la comunidad Cotoca

Primero se asentaron en Mora, provincia Cordillera. Desde allí se diseminaron hacia varias comunidades. Capacitan a los productores en métodos de control

06/03/2017

Se siente una sensación de incredulidad y de expectativa. Es el último lunes de enero. Una parte del cielo del municipio de Cabezas se cubre de un manto negro. Eran millones de langostas volando alto y bajo que se iban asentando en los cultivos de maíz y chocaban con animales que huian asustados. Al estar en medio del manto de langostas, el cuerpo siente escalofrío al recibir los golpes de los insectos. 


Basta pararse en medio de los cultivos para ver cómo se comen los maizales y cuanto encuentran a su paso. La jurisdicción de Mora, Río Seco, comunidad Cotoca y después Florida, vivieron, desde la tarde del sábado 28 de enero, consecutivos días de pesadillas. 
¿De dónde vino la plaga? El entomólogo David Terrazas explica que esas tucuras son propias de esta región y de otras de Brasil, Argentina y Paraguay, pero que no siempre atacan. Una de las causas para su explosión como enjambre es atribuida a la sequía en 2016.

Terrazas explica que las langostas viven solitarias en el monte. La plaga se desata cuando hay sequía y les falta comida. Entonces, los insectos se estresan y se transforman físicamente, cambian de tamaño, de color y de forma, y emigran. En esta etapa se transforman en bichos temibles que atacan los cultivos.


“Si no se los controla, forman enjambres voraces. Eso es lo que sucedió”, mencionó el profesional, que durante 18 años trabajó en el área de investigación en el CIAT.
Entender cómo se forman los enjambres y qué hacer para ‘desarmarlos’ es una de las herramientas contra esta plaga, sostiene  Antonio Buj, doctor en Geografía Humana de la Universidad de Barcelona (España).


Hace una semana el problema exigió redoblar el monitoreo porque empezaron a reventar los huevos dejados por los enjambres, para liquidar a las langostas aún sin alas (ninfas), que es el estado en el que se las puede controlar 



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad