Rural

"No habrá futuro sin biotecnología"


Gabriela Levitus es directora de ArgenBio (Consejo Argentino para la Información y Desarrollo de la Biotecnología). Durante 15 años fue docente del área de Biología Molecular y Biotecnología

"Con transgénicos se tiene beneficios adicionales desde el punto de vista ambiental", dijo Levitus

03/07/2017

Gabriela escribió, como parte de su profesión, libros, una gran cantidad de artículos de divulgación y desarrolló websites y diversos materiales para la difusión y la comprensión de la biotecnología. Además, impartió clases, cursos y disertaciones para diferentes audiencias. También es miembro fundadora del Consejo para la Información sobre la Seguridad de los Alimentos.

En algunos países surgen grupos que ponen resistencia a la biotecnología alimenticia, como la modificación genética de determinados productos.

¿A qué atribuye este comportamiento?

La resistencia u oposición a la modificación de cultivos mediante ingeniería genética se puede atribuir a varias causas. La más crítica es, sin duda, el desconocimiento, ya que muchas veces se mezclan o confunden los términos. Hay muchos sitios, e incluso organizaciones, que parecen tener como fin generar desinformación y polarización de opiniones y eso no contribuye al conocimiento. También pueden haber causas políticas, ideológicas, culturales, entre otras. Es fundamental informar y comunicar sobre las bases y características de la ingeniería genética y los cultivos transgénicos, ya que estas tecnologías, basadas en la ciencia y la innovación, son bases para alcanzar la seguridad alimentaria, y mejorar la calidad de vida protegiendo el ambiente y la biodiversidad. No habrá futuro sin biotecnología.

¿Por qué algunos países limitan la aplicación de este avance científico?

Hace más de 20 años, la limitación de algunos países a la adopción y utilización de biotecnología agrícola se basaba en la precaución a lo desconocido, por lo novedoso de la tecnología, a pesar de que había estudios que, desde aquella época, demostraban que los cultivos transgénicos, producto de la biotecnología agrícola, son tan seguros como sus contrapartes convencionales. Ahora se cuenta con una mayor cantidad de información científica que respalda todos los estudios que se han realizado. Las razones de la limitación de adopción pasan más por lo político, económico o ideológico. En muchos casos esa limitación es, de hecho, una cuestión de mercados, una forma de restringir la importación de productos que vienen de un país en particular.

 ¿Cuáles son las ventajas de utilizar los organismos genéticamente modificados frente a los convencionales?

Son alimentos más saludables y de mayor productividad por unidad de tierra. El aumento de la productividad de los cultivos (podemos producir más en menos tierra), permite preservar los hábitats naturales y usar el agua, el suelo y los nutrientes más eficientemente. Los agricultores se benefician a través de la simplificación en el manejo, el aumento en los rendimientos y en la disminución de los costos de producción. Más allá del agricultor, la adopción de estos cultivos impacta positivamente en la economía del país como un todo, por las consecuencias sociales y económicas de la actividad y los incrementos en las exportaciones.

 Como científica, ¿tiene conocimiento, o tuvo referencia, de algún daño causado a la salud humana por haber consumido algún transgénico?

Ninguno. Estos son los productos más estudiados en la historia de la agricultura. Un cultivo genéticamente modificado por ingeniería genética, antes de ser aprobado para su siembra y comercialización, atraviesa cientos de estudios sobre inocuidad para la salud y el ambiente en un proceso que puede durar entre 12 y 14 años, para evaluar que sean tan seguros como sus contrapartes convencionales. Como confirmación de los resultados de los estudios previos, ya pasaron más de 20 años de uso seguro de la tecnología y la evidencia que aportan cientos de estudios científicos y expertos de todo el mundo es contundente. Los productos de la biotecnología agrícola son tan seguros como sus contrapartes convencionales.

No se ha reportado ningún daño debido al uso o consumo de cultivos transgénicos.

¿Cuáles serán las tendencias para el futuro inmediato, mediato y de largo plazo en este campo relacionado con la seguridad alimentaria?

Los investigadores están trabajando para ofrecer nuevas herramientas para controlar malezas, insectos y enfermedades y lidiar con los retos que nos presenta el cambio climático, como sequías, inundaciones y temperaturas extremas que amenazan la producción. Al mismo tiempo, los desarrolladores de cultivos transgénicos buscan satisfacer las necesidades de los consumidores, que demandan alimentos no solo seguros, sino también de mejor calidad. En esto están puestos los esfuerzos y expectativas hoy, por lo que esperamos contar pronto en Argentina con nuevas mejoras agronómicas en soya, maíz, algodón, aceite de soya más saludable y otros cultivos que se sumen a la lista, como trigo, alfalfa y caña de azúcar. 



En esta nota



e-planning ad