EL DEBER RURAL

Abonos orgánicos y humus son propuestas sanas para los cultivos


Calidad. Los fertilizantes procesados con desechos son opciones sanas para cultivos pequeños. El humus es considerado el ‘abono perfecto’

Según sus componentes, los abonos orgánicos siguen un periodo variable para su fermentación y el preparado. Foto: Gabriel Vázquez

06/03/2017

No solo ayudan a mejorar la calidad de los suelos, por la ausencia de químicos en su preparación, sino que son una opción saludable y barata para producir vegetales inocuos para la alimentación. Esta es la razón para que los abonos y fertilizantes orgánicos se encuentren entre las opciones más sanas para producir vegetales, afirmó José Luis Escóbar, director de la unidad de Transferencia del Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT).
“Como institución de investigación estamos trabajando en fórmulas mejoradas de abonos orgánicos de humus. Efectuamos varios ensayos en nuestros cultivos y enseñamos a los productores a elaborar sus propios compuestos a partir de varias materias orgánicas”, indicó.


La preparación de abono orgánico es un proceso fácil, lleva un tiempo mínimo de 30 días de fermentación. La cantidad necesaria para modificar el suelo de una hectárea es de aproximadamente entre 40 y 70 kilos, en el caso de abonos sólidos. Al experimentar con compuestos diluidos en agua se logró un mejor rendimiento y se abarcó mayor superficie, explicó Escóbar.


En el caso del humus, obtenido de estiércol animal con ayuda de lombrices, el proceso se puede prolongar a un año. “La lombricultura utiliza como principal ingrediente heces fecales y agua. El humus es el ‘abono perfecto’ para las plantas, su aspecto es parecido a la tierra negra”, describe Raúl Balcázar, encargado del módulo de Lombricultura del centro de investigación El Vallecito. 


Para que el rendimiento de este compuesto sea mayor, el experto aconseja hacer una mezcla con tierra negra y formar una capa antes de iniciar la siembra.
Existen pocos abonos, exclusivamente orgánicos, que se ofrezcan en establecimientos comerciales. Sin embargo, algunas marcas producen compuestos con base en ácido hínico. Estas formulaciones no son recomendables para cultivos extensivos por su costo, una bolsa de 25 kilos tiene un precio superior a los $us 50, indica Marco Antonio Villarroel de la empresa Ferticruz.


Explica que algunas empresas, que denominan orgánicos a sus productos, en realidad ofrecen fórmulas químicas. El riesgo es que el manejo no adecuado ocasione contaminación, aseguró Villarroel.


El material base puede ser gallinaza, desechos vegetales, estiércol y otros, detalló Escóbar y añadió que su uso es frecuente en la horticultura, floricultura, fruticultura y cultivos en áreas no muy extensas.
Los expertos aseguran que este tipo de fertilizante le da salud al suelo por su cualidad de ser compuestos inocuos 



Notas Relacionadas



En esta nota