ENTREVISTA

Ruth Lozada: “Quiero ser gobernadora electa”


Audaz. Como líder del civismo cruceño enarboló la bandera del servicio social.  Fue invitada a participar de la política, elegida asambleísta y gobernadora interina


18/10/2017

Se formó en el seno del Comité Cívico Femenino, le apasionó el servicio social y se lanzó al ruedo político en búsqueda de un mayor respaldo a las causas solidarias. Fue asambleísta y se convirtió en la primera gobernadora del departamento el 23 de diciembre de 2014, al suceder al gobernador Rubén Costas, cuando este renunció para candidatear nuevamente a ese cargo. Ahora quiere ser electa por voto popular y para ello está trabajando.

Cuando usó la banda como primera autoridad departamental demostró que asumió el reto con entereza. “Me dije, no voy a calentar una silla, cinco meses y medio es poco tiempo, pero con trabajo mostraré  mi capacidad y eso permitirá que la gente no se olvide tan rápido de lo que hice.  Mi jornada era de 18 a 20 horas al día, tratando de estar en todos lados, donde había poca gente y donde había mucha gente.

En la vida hay cosas gratas y también no tantas, la política no es la excepción. Lo primero que hice al asumir el cargo fue darme cuenta del enorme desafío que representaba ser gobernadora.  

En casa de Gobierno hice el juramento a Dios de que cualquier decisión que tome sea siempre a favor de mi gente y si cometo errores que tenga la oportunidad de enmendarlos, porque se pueden tomar malas decisiones, si uno no tiene un buen asesor. En todas las provincias tuve una acogida excelente, trato de estar cercana a la gente y que las personas me sintieran así, porque el ciudadano es el que gobierna en el despacho con nosotros”, así recuerda Ruth Lozada, su paso por la Gobernación del departamento más importante del país. 

Anécdota
Durante su gestión, promovió que grupos de estudiantes visiten el edificio de la Gobernación en la plaza principal, con el fin de que conocieran de cerca el ambiente donde la gobernadora tomaba las decisiones. “En otros tiempos esa construcción perteneció al Banco del Estado, es bueno que nuestra juventud  sepa que el edificio es una obra arquitectónica histórica que cuenta con una bóveda, que tenemos habitaciones donde han dormido algunos presidentes, y que, entre otras cosas, hay una capilla chiquitana.

A los chicos les gustaba ese paseo ya que en el centro hay una cruz potenzada. Un día uno de los jovencitos me dijo: gobernadora, usted me ha tratado como si yo fuera de la realeza. Y le contesté: estás parado en una cruz potenzada donde estuvo el rey de España, entonces merecés ese trato, porque sos el ciudadano que vas a estar aquí gobernando. Luego me llama su mamá y me dijo que el muchacho quedó impresionado con lo que le dije. Esta experiencia, con los estudiantes, fue muy gratificante, porque me sentía cerca de la gente joven”, recordó. 

En otro puesto
La dama política es actualmente parte del gabinete de Costas como secretaria de coordinación institucional. Es líder de un grupo de mujeres demócratas que trabaja por un cambio en Santa Cruz y en Bolivia. Su exquisita figura y cálida voz contrasta con la fuerza de sus ideas, que no se enmarcan en el concepto tradicional de sumisión. 
Es una digna representante de la mujer cruceña que apuesta por un cambio dentro del contexto histórico que vive, por la inserción de nuestro género en campos como la política, que antes solo eran comandados por hombres.  
Porta el estandarte de las cruceñas que han tenido una notable participación en la construcción social de nuestra tierra y contribuyen en el desarrollo de la industria regional. Promover el turismo nacional como una fuente de recursos inagotable para la región es su apuesta como secretaria de coordinación institucional. 

Vientos de cambio
“Todavía hay gente machista y de ambos géneros, pero hay mayor apertura para que la mujer pueda asumir mejores espacios de poder y decisión”, dijo.    
De esta manera promueve e insta a las féminas a ser partícipes del cambio de mentalidad. “Siempre digo, no nos den los espacios porque lo dice la ley, porque yo he escuchado muchas veces renegando a los varones y decían: dónde vamos a conseguir tantas mujeres. El 2010 cuando se nombraba a las autoridades, para ir a las elecciones, tenía que ser hombre y mujer, y costaba conseguir a las mujeres, a veces les decían a algunas: mirá aceptá y después renunciás, estamos en la obligación de ponerte. Oír eso me entristeció y reforzó mis deseos de  trabajar activamente en política”.   
Este cambio se ha ido gestando con el impulso de muchas damas que se pusieron como un reto la igualdad y paridad de género. Una de ellas es nuestra entrevistada. Uno de esos motivos de jactancia es que actualmente en la Asamblea Legislativa Plurinacional las mujeres son mayoría (representan el 55% de las autoridades electas).

Está lista

El respaldo que obtuvo, hace casi dos años, de parte de políticos del oficialismo y de la oposición y su labor al frente de sus nuevas funciones en el gabinete gubernamental, hicieron madurar sus intenciones de postularse a conducir la gobernación cruceña.   

“Uno tiene que asumir retos. Cuando la Asamblea Legislativa me eligió gobernadora, yo acepté sin dudar.  Los 27 consejeros pueden postular, pero 21 asambleístas votaron para elegirme gobernadora. Nunca antes se dio esta votación, entonces, creo, que si se diera la oportunidad de lanzarme como  candidata a gobernadora por mi partido (Demócratas), asumiré el reto. 

Como un símbolo de lucha para las mujeres cruceñas, Lozada afirma que la fuerza de convocatoria que posee está sustentada en la vocación de servicio como parte de su legado familiar. “A la gente hay que darle lo que necesita, no solo luz y agua, hay que escucharlos, sentarse y charlar, que sientan que uno es parte de ellos y proporcionarles ayuda, aunque no sea mucha. Lo fundamental es demostrar más vocación de servicio que activismo político. Mi madre fue líder cívica y me enseñó la importancia del servicio a la gente”, asevera. 

¿Cómo mejorar el país?

Desde sus 14 años participó de actividades cívicas y eso le ha dejado una gran enseñanza: “El cruceño debe volver a sus raíces, a la esencia, hay que darse un tiempito para estar con la gente. Todo el mundo está apresurado o con muchas responsabilidades. El cruceño debe volver a ser tranquilo, afable, amigable. Aunque Santa Cruz ya es una ciudad dinámica, es bueno que el cruceño no cambie su esencia. Debe seguir siendo respetuoso y  hospitalario”, indica.   

Por ello, a través de su puesto como secretaria de coordinación se encuentra promoviendo la campaña Marca Santa Cruz. "Una de nuestras primeras actividades es rescatar los dichos cruceños, ya no se dice tiluchi o guineo y nuestro hablar costumbrista es nuestra esencia. Las redes sociales son para poner cosas como nuestras propias palabras. Debemos mantener nuestro vocabulario”.  

Esa es la esencia de Ruth Lozada de Pareja, hija, hermana, esposa y madre. Amiga, colega y cruceña que lucha por  promover el intercambio de experiencias en mejores prácticas sociales y desarrollar el turismo departamental a través de sus funciones en la Gobernación.

De cerquita

Su mejor arma femenina es su sonrisa, y su valor moral que guarda con mucho celo como madre de familia, es trabajar para que sus hijos sean profesionales y tengan hogares felizmente constituidos.

Si dudar, dijo que lo que no volvería hacer en la vida es dejar su formación a medias (Administración de Empresas) y asimismo, afirmó con convicción que su meta a corto y largo plazo es ser gobernadora de Santa Cruz. 



En esta nota



e-planning ad