PARA ELLAS

Piel comenzá septiembre con un cutis radiante


Primavera. Te decimos los pasos que debés seguir para lucir una piel renovada en verano, y también los procedimientos invasivos que no son recomendables en esta época, por el calor 

Piel hay cosas que se pueden hacer en casa y tratamientos más complejos en gabinete

13/09/2017

Se dice que los ojos son la ventana del alma y el rostro es la puerta del físico, por eso es fundamental cuidar la piel todo el año, pero especialmente este mes.  Septiembre es época no solo de intenso calor, por la llegada de la primavera, sino también de muchas actividades y eventos sociales, como la Expo, el aniversario y coronación de la reina de Santa Cruz, Día de la Amistad y del Amor, entre otros.

Con el objetivo de compartir con nuestras lectoras cómo pueden lograr una piel joven y radiante en septiembre es que entrevistamos a la cosmetóloga de Lasermed, Miriam Rojas.

El primer paso, dice Rojas, es optar por una buena alimentación y una limpieza profunda del cutis, con esto se logra retirar todas las células muertas que generan una piel opaca, y luego una buena hidratación.

“De una buena limpieza derivan los tratamientos a aplicar, por ejemplo: plasmas ricos en plaquetas, cuya función es dar la fuerza a la población de células madres para que estas hagan una buena mitosis celular, estamos hablando de los melanocitos”, afirma la cosmetóloga. Asimismo, recomienda que de una buena y adecuada limpieza facial dependerá la hidratación, ya que un cutis aseado lo asimilará mejor, puesto que los principios activos actuarán un 100%, o por el contrario, nada si la piel está sucia porque hay una película que bloquea la absorción de la hidratación.

Seguí estos consejos
Limpiar la piel dos veces al día; por la noche y por la mañana al levantarse, incluyendo el cuello y el escote. De noche utilizar la crema de tratamiento que indique el médico dermatólogo o la cosmetóloga. Por la mañana, la humectante, cuya función es formar una barrera. No olvidarse de hidratar la piel de todo el cuerpo; sobre todo de las zonas que más se resecan y las que están más expuestas a la radiación solar y a los factores ambientales.

El nutricionista y dietista Primo Huarachi recomienda beber dos litros de agua por día, aunque esto también debe estar en función a la edad, el estado físico y la actividad que realice la persona. Así, también usar jabón corporal con PH neutro, lo ideal es que no tenga químicos ni fragancias. 

Y por último, utilizar productos muy suaves para pulir la piel. Una vez por semana, tanto en la cara como el resto del cuerpo. Después hidratar para reponer el manto protector hidrolipídico de la piel.

Lo que no si y no se puede  
El dermatólogo Jorge Vargas indica que es aconsejable no someterse durante el verano a los láseres agresivos que pulen la piel. Tampoco se puede utilizar la luz pulsada intensa, ya que pueden dejar manchas debido a la radiación solar alta durante el verano.

Se podrá usar radiofrecuencia (es una técnica utilizada en medicina estética para combatir la flacidez y la celulitis y consiste en la aplicación de radiaciones).
Estimula la producción de colágeno y mejora el estado general de la piel. Es muy efectiva y los resultados se ven rápido. No obstante, ninguna de las técnicas mencionadas se pueden utilizar si la persona está embarazada o da de amamantar.

Con respecto a los inyectables para mejorar el estado de la piel, se suelen hacer en esta época del año. Tanto la toxina botulínica como el ácido hialurónico deben estar aprobados por las autoridades nacionales de salud. 
Cualquier tratamiento que decidas hacerte, debés consultarlo con un especialista en piel o cosmetóloga. 



En esta nota