PARA ELLAS

Pasión y ganas lo que es importante para vos, es igual para mí


Compromiso. Una de las bendiciones que reciben el novio y la novia en el altar nupcial es que se conviertan en amados amigos y... socios


Hace 5 días

Cuando empecé a escribir estas líneas, lo primero que pensé fue en la fuerza que te da el amor para lograr los objetivos. A lo largo de mi carrera, he asesorado a emprendedores jóvenes en su etapa de noviazgo y matrimonios en las diferentes etapas de su ciclo familiar. Sin duda alguna, cada tiempo de la convivencia en pareja es diferente, al igual que el deseo de emprender un negocio propio, puntualizó la consultora de negocios Lic. Gaby Negrete.

Negocios en común, ¡sí!
La pasión y las ganas de poder crecer como pareja, de cumplir objetivos en común para lograr vivir de mejor manera, llevan a que los novios le pongan gran empeño a su emprendimiento. Me gusta mucho ver como algunos ya trabajan y otros aún estudian, pero en cualquier situación se dan tiempo y tienen muchas ganas para hacer realidad su emprendimiento. En ellos no hay complicaciones, hay fuerza, valentía y también mucho coraje para seguir, tienen metas, meses trazados para lograr los objetivos, muchas veces se desesperan y hay que bajarles un poco la velocidad para lograr que todo sea exitoso y evitar decepciones.

Ejemplo de éxito  

Cuando ya tienes un matrimonio, hijos, compromisos de deudas y necesidades que cubrir, el emprendimiento es abordado con mayor cautela, con mayor temor al riesgo, pero siempre con la misma ilusión de ser “dueños de tu propia empresa”. 
Cuando la pareja ya se transforma en una familia y los hijos demandan atención y tiempo, para disfrutarlos como se desea, también surge una alta motivación por emprender. 

En esta situación particular quiero compartir una de mis más lindas experiencias: una familia a quien asesoré en su emprendimiento, recurrió a mí porque era el esposo quien deseaba que ella tenga su empresa, para poder compartir más tiempo con sus hijos; resultó que el negocio es hoy tan exitoso que la familia entera trabaja para seguir desarrollándolo.

Con amor todo es fácil
Los emprendimientos son para siempre, así que se tienen que hacer las cosas correctamente, muchas veces es nuestro único capital y debemos aprovecharlo al máximo. Pero con amor y complicidad todo es más fácil. 
Lo ideal es tener la estructura legal y organizada de tu empresa, claramente establecida, para mantener siempre la relación personal y empresarial estable. 

Palabras mágicas
Escuchar, comprometerse, reparar y agradecer son esenciales para trabajar juntos y resolver los problemas. Para cualquier etapa en la que te encuentres, siempre recuerda que el amor, la pasión y el compromiso son los ingredientes fundamentales para asegurar el éxito de tu emprendimiento. ¡A emprender juntos!



 




En esta nota