PARA ELLAS

¿Cuánto influye la dislexia en el desarrollo infantil?


No es una enfermedad ni una incapacidad. Los disléxicos o con TDHA solo tienen dificultad para aprender a leer y escribir con fluidez o tienen déficit de atención 

Solución. Hay muchas herramientas y estrategias que pueden ayudar a tu hijo que tiene dislexia o TDAH a progresar en la escuela y en la vida

Hace 4 días

Imaginá que intentás leer algo y las letras cobran vida de forma asombrosa, se mueven caprichosamente, cambiando su orden y lugar, siguiendo una incompresible danza. ¿Serías capaz de ordenarlas y leer? Eso es lo que viven los disléxicos, la alteración de la capacidad de leer por la que se confunden o se altera el orden de letras, sílabas o palabras. 

Ahora, pensá si conocés a un niño con dificultad para leer con precisión y fluidez o que tenga algún aprieto con la comprensión lectora, la ortografía y la escritura. Él es un disléxico, no es un tonto ni es flojo, es una persona inteligente y sana.

Silvana Bernachi, presidenta de Adapta, entidad que agrupa a los padres de niños con dislexia y TDAH, brinda cifras y datos curiosos sobre este trastorno: “La dislexia afecta al 15% de la población o 700 millones de personas en el mundo. En una clase de 20 alumnos encontraremos a tres o  cuatro niños con dislexia. Esta dificultad causa el 40% del fracaso escolar a escala mundial”.  

El don de la dislexia
El disléxico tiene un pensamiento visual, por lo que puede dominar muchas habilidades de una manera más rápida que el resto de las personas. Se estima que el pensamiento en imágenes es de 400 a 2.000 veces más rápido que el pensamiento verbal. Una persona puede tener entre dos y cinco pensamientos, mientras que el disléxico tiene 32.

Estos estudiantes no son retrasados ni lentos, por el contrario, generalmente tienen un nivel de inteligencia superior al promedio. Lo que pasa es que sus cerebros procesan la información de una manera diferente. Ellos necesitan paciencia y comprensión.  

¿Cómo ayudarlos?
Criar a un niño con dislexia es una travesía. Al ir avanzando, vas adquiriendo conocimiento acerca de las dificultades de tu hijo con la lectura y las muchas maneras de contenerlo. La dislexia es una condición de por vida, pero existen apoyos, métodos de enseñanza y estrategias para ayudarlo a superar los obstáculos.

La persona que evalúe a tu hijo le hará una serie de pruebas para la dislexia. También lo evaluará en otras áreas para determinar con exactitud dónde están sus deficiencias. Un sicólogo también revisará si están presentes otras dificultades que pudieran afectar su aprendizaje, como el TDAH. Esta es otra dificultad que a menudo coexiste con la dislexia. Algunos chicos con dificultades de aprendizaje y de atención también pueden tener ansiedad o depresión.

Trastorno de atención

TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad. 
Son casos que necesitan el mismo apoyo de parte de los padres, maestros de educación especial, especialistas en lectura, patólogos del habla y el lenguaje, sicólogos infantiles y neurosicólogos infantiles.

Vos sos el apoyo principal de tu hijo. Desde colaborar con el 'cole' hasta practicar las habilidades lectoras, ayudalo proporcionándole herramientas y motivación para que progrese. Lee las recomendaciones para enseñarle a leer palabras familiares a simple vista. Averiguá las maneras de mejorar su comprensión. Descubrí software y aplicaciones que lo ayuden a concentrarse. Investigá dónde encontrar audiolibros gratis y, lo más importante, descubrí sus destrezas y abogá por él en el ‘cole’ para evitar la discriminación y el bullyng.

Informate
Relacionate e intercambiá información con otras familias de tu comunidad en línea. Adapta está en Facebook y otras redes sociales, ingresá y dejá tu número de ‘celu’ para que te contacten y obtengás datos y orientación sobre estas dificultades del aprendizaje.

La herencia es uno de los factores que incide con mayor frecuencia
A menudo la dislexia se presenta en miembros de la misma familia. Cerca del 40% de los hermanos de chicos con dislexia tienen las mismas dificultades con la lectura. El 49% de los padres/madres de chicos con dislexia también las tienen. Los científicos  han encontrado un grupo de genes relacionados con las dificultades para leer con el procesamiento del lenguaje.
La única manera de estar seguro de que tu niño (a) tiene dislexia es a través de una evaluación completa. Sin embargo, antes de ello, es importante descartar cualquier problema físico que interfiriera. El médico determinará si tiene problemas con la visión o la audición.






e-planning ad