PARA ELLAS

Mantener el amor cuesta, te contamos los secretos para lograrlo


Buscando ayuda. Leticia y Gonzalo están casados hace un año, pero ya sienten hartazgo, aburrimiento y desazón

Vivir siempre con una dosis de humor. Y partir así a la aventura de abrazar el amor

06/12/2017

Leticia y Gonzalo llevaban un año de casados, y tenían por delante una vida juntos.  Me contaron que desde el momento que empezaron a salir, estaban inseparables. Y que tampoco existían discusiones de por medio. Ni un sí,  ni  un no  en lo cotidiano, ni en las decisiones que tenían que tomar. Sin embargo, y muy a su pesar, la consulta era por la sensación que empezaban a experimentar en los últimos tiempos de su relación: sentían hartazgo, aburrimiento, desazón.  

Habían dejado de ser quienes eran, renunciado a sus pasatiempos, a salidas sociales, todo en el nombre del amor. Compartían  entre ellos, sin los otros, que antes habían sido parte de sus historias. Les pregunté, ¿pero que compartían? Probablemente ustedes comparten carencias. 
Somos personas marcadas y compuestas por experiencias únicas, dolores propios,  historias, y aprendizajes continuos. Todos tenemos la posibilidad y la capacidad de redefinirnos,  de reconstruirnos. 

Una nueva  relación de pareja debe hacer una inversión permanente, en cuanto a las emociones de ambos. Invertir en tres áreas: en la personal, la familiar, y la de la nueva relación, de modo tal que se mantengan en  equilibrio, contemplando el respeto y la confianza como base. 

Un término para tener muy en cuenta en una relación es la consistencia, la coherencia, el estar atravesados por lo que decimos y por lo que hacemos. Las palabras sin acciones que la respalden pierden su sentido. Y sin esta especie de brújula que podríamos llamar verdad, la pareja se pierde, se diluye, entra en un vacío. Sobre todo debe reinar el amor mientras aprendemos a resolver los conflictos, que serán inevitables. Siempre con una dosis de humor. Y partir  así a la aventura de amarnos.

 Y que reine el amor

El secreto 
El éxito de las parejas está basado en el bienestar generoso de cada uno, en la honestidad que conduce a la confianza, en emociones compartidas, que nos llevan a la amistad, y compañerismo, y concluyen en la apertura del alma.  Y que siempre esté presente el respeto.

Sobre todo: confianza
La  confianza, es el pilar fundamental del sostenimiento de un vínculo. Esta, como una flor,  se cultiva, y  al igual que un premio, se gana con acciones.

El amor es una inversión
Una nueva  relación de pareja debe hacer una inversión permanente, en cuanto a las emociones de ambos.



 




En esta nota